Donde la dignidad es un derecho.

Cuba, el país al que se le arrebató como paradoja de la vida  la libertad, uno de los derechos humanos el 10 de diciembre de 1898 en el tratado de Paris entre España y los EU, hoy es una de las naciones abanderadas en el mundo en garantizar una atención digna al adulto mayor como parte de esos derechos.

Muchos de aquellos que han cumplido su edad laboral y sus familiares trabajan o cumplen tareas fuera de la nación o de otro tipo, son atendidos dignamente como si fueran la  propia  familia en los hogares de ancianos y casa de abuelos.

La licenciada en enfermería Ana Ramona Laffita Oliveros directora del hogar de anciano de Ocujal del Turquino en plena Sierra Maestra, Guamá,  fundamenta esa afirmación al expresar que: “ se llama se conversa y se trata de entender al anciano. Cuando usted entre aquí ve todos los servicios que se prestan con todo lo que lleva su atención de rehabilitación, su nutricionista con su evaluación, su alimentación, su servicio de psicología, su interconsulta médica, que llegan hasta aquí mismo hasta el Hogar de anciano”

Dos casas de abuelos y un hogar de anciano son centros donde en este municipio santiaguero se atiende al adulto mayor a pesar de la crisis económica mundial y el bloqueo norteamericano,  para disfrutar de una vejes digna y segura como derechos inalienable de aquellos que edificaron una sociedad y ahora gracias a la política del estado cubano, disfrutan además de una salud gratuita y priorizada, entre otros servicios.

“Son cosas brillantes. La Revolución tiene muchas obras bellas, esto es lo mejor que ha dado. Cuando usted ve la higiene, la cultura del detalle. Hoy se esta poniendo la décima dosis de la biomodulina T. Son doce dosis, con vacunas cubanas, son buenísimas. Priorizados: los adultos mayores de los hogares de ancianos

Este es un ejemplo de un sector priorizado al igual que la niñez y la Juventud,  en un estado que desde 1953 en que el Líder de la Revolución Cubana Fidel Castro, el principal artífice del respeto y cumplimiento de los Derechos Humanos en Cuba, en su alegato de defensa en el juicio a que fue sometido por su objetivo de liberar a Cuba al atacar los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes :  “La Historia me absolverá”,  defendía la solución a 6 problemas principales que afectaban una nación explotada y dependiente de los EU.

El problema de la tierra, la educación, la salud, la vivienda, el desempleo y institucionalización, los primeros cinco: cuestiones sociales, y la última, las estructuras para favorecer sus soluciones, han sido problemas concretados en la política del gobierno  cubano, en el respeto a los derechos humanos.

Visitantes:89

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *