El Padre que nunca ha muerto.

El 27 de febrero de 1874 en desigual combate en San Lorenzo, enclave de la Sierra Maestra y perteneciente actualmente a los límites de Guamá con el 3er Frente Oriental Mario Muñoz Monroy, caía haciéndole frente virilmente Carlos Manuel de Céspedes y del Castillo, quien fuera inmortalizado en los anales de la Historia de Cuba como el Padre de la Patria. Menos de seis años antes en lo que fuera su hacienda La Demajagua el insigne patriota bayamés había iniciado las primeras luchas por la independencia el 10 de octubre de 1868.

En la época de su estancia en San Lorenzo por celos y rivalidades ya Céspedes había sido destituido de su cargo como Presidente de la República de Cuba en Armas a pesar de su entera entrega a la causa de la libertad de la isla. Se impuso en el momento de su muerte la sorpresa, y la superioridad de los españoles que iban tras él en aquella fatídica jornada hace hoy 149 años en el pasado.

Desde nuestros archivos rescatamos fragmentos que sobre esta figura insigne nos legara alguna vez un fiel amante de nuestro pasado glorioso en las contiendas por la independencia, vecino éste del poblado del Aserradero Consejo Popular homónimo, Ciro Elio Pérez Jiménez, meses antes de su desaparición física en 2016:

Visitantes:476

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *