Es el hogar la primera escuela del hombre.

En los hogares desde que somos pequeños nuestros padres nos educan y enseñan a comportarnos en casa y fuera de ella. El dar los buenos día en la mañana, las buenas tardes en la tarde, y otras formas de saludar, denotan una buena educación y dejan claro que la casa continúa siendo la primera escuela del hombre.

Es cierto que vivimos en una sociedad compleja y que los problemas económicos que nos afectan a todos, provocan un gran estrés, lo que pienso sea la causa de la pérdida de la educación en nuestra sociedad, ojo, con esto no justifico lo antes dicho, solo llamo la atención. Ser educados no tiene nada que ver con los problemas y dificultades que afrontamos en el día a día. Es triste ver como temprano en la mañana cuando caminamos hacia el trabajo, con los niños a la escuela o hacia donde sea que nos dirijamos las personas son incapaces de dar los buenos días a los vecinos y lo peor de esto es el mal ejemplo que les estamos transmitiendo a los menores.

Recuerde siempre, que los niños más que aprender lo que tratamos de enseñarle con palabras, son fieles imitadores de lo que ven en su entorno, por lo que son demasiado preocupantes las actitudes que los adultos están tomando.

La sociedad cubana actualmente cuenta con una tasa de envejecimiento elevada y con uno de los índices de natalidad más bajos de su historia, por lo que los niños que formemos hoy, serán los hombres del mañana; entonces que siéntese y piense ¿Es correcto el ejemplo que estoy dando hoy a mis hijos?. Dejo esta pregunta para que reflexione y recuerde que como expresara José Martí: Los niños son la esperanza del mundo.

Visitantes:337

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *