Gestos que no se calculan ante la Covid-19.

Marlenis Ducónger Labaut, es Delegada de la Circunscripción de Sevilla «Tienda» en la parte de El Madrugón a unos diez kilómetros de Chivirico en este santiaguero municipio de Guamá.

Ducónger es de las inquietas, de las que nunca se contenta con la parsimonia de sentarse a esperar que todo «venga por la canalita» como expresan muchos cuando se refieren a quienes no mueven un dedo y se convierten en simples receptadores de lo que el estado pueda asegurar en medio de las difíciles condiciones que impone el injusto bloqueo de los E.U a Cuba.

Ella nos muestra con satisfacción cuántos recursos alimenticios frescos donaron los vecinos de su comunidad para asistir a un centro de aislamiento de lucha contra la Covid-19 en la localidad de Chivirico.

«Donamos con todo el amor del mundo aves, ovejos, viandas y vegetales. No damos lo que nos sobra. Aquí hubo quienes se quitaron un poquito de aceite de su cuota y hasta jabón y lo donaron a esta inmensa jaba que, estoy segura, irá a cubrir las necesidades de alguno de nuestros hermanos que permanecen en estos centros de aislamientos que para estos días no son pocos».

Se aprecia satisfacción en el cumplimiento de este elemental deber de solidaridad humana cuando sus ojos se humedecieron al comprender que la situación actual exige de actos de altruismo para proteger a cada uno de los compatriotas que desafían la muerte cuando adquieren por contagio el virus Sarc-Cov-2.

¡Gracias Marlenis a ti y a tu pueblo por ese hermoso gesto de valor incalculable!.

Visitantes:114

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *