La Delegación de la Agricultura en Guamá. Balance de su encargo estatal.

Como parte del proceso de perfeccionamiento estructural el Ministerio de la Agricultura desarrolla Asamblea de Balance del trabajo cada año  y esta vez  le ha tocado a Guamá, como vía de valorar el trabajo realizado por una entidad que funciona como unidad presupuestada con todas las prerrogativas que ello permite. Por ese motivo, cuentan con personalidad jurídica, cuenta bancaria, plantilla y un presupuesto asignado que facilita el cumplimiento de su misión social. Asimismo, los delegados cuentan con un alto nivel de decisión y una participación activa en la implementación de las políticas que traza el país.

En el municipio santiaguero de Guamá esta  delegación  posee una estructura, que incluye técnicos y especialistas en diferentes ramas de la agricultura, así como un subdelegado, un técnico de gestión documental, un jurídico y departamento de sanidad animal, cuestiones administrativas y registros agropecuarios.

Al desarrollar dicha Asamblea de Balance participaron la dirección política y del gobierno del municipio, los presidentes de las formas de producción agropecuarias, cuadros y funcionarios de la agricultura, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (ANAP); como organización que agrupa  a todos los campesinos del país,   en ella  se valoró el cumplimiento de las  funciones de estas estructuras.

Uno de los elementos más sensibles analizados en esta reunión fue la necesidad del mejoramiento genético del ganado mayor, a partir del cumplimiento de  los planes de reproducción, la realización de una adecuada inseminación artificial como método tecnológico para lograr una masa ganadera de calidad, utilizando las razas Cebú y Siboney, ambas con altos niveles de adaptabilidad al medio geográfico, y el clima regularmente seco de Guamá.

La consolidación  del movimiento cooperativo fue otro punto valorado con profundidad sobre todo en el tema relacionado con la necesidad de utilizar la tecnología como soporte que permite elevar los niveles de producción, junto a  la obligación legal y organizativa de la elaboración de los  contratos comerciales para alcanzar una comercialización que estabilice la concurrencia de la masa campesina a los mercado, pues hoy no se ha logrado  a los límites esperados.

Al valorar el encargo estatal de la Delegación Municipal de la Agricultura en el territorio su delegado, Enrique Garbey Vaillant, llamó a la fuerza profesional con que cuenta;  principalmente los ingenieros; a elevar los niveles de exigencia  y preparación de la fuerza campesina con la finalidad de lograr que en el año 2018 como resultado de un adecuado asesoramiento y conducción técnica, se  consoliden altos niveles productivos de viandas, carnes, vegetales, leche y en el caso del frijol, el café, la madera y la miel, enfatizar en la prioridad que merecen, por constituir fuentes productivas para la exportación.

 

De esta forma, se concluyó, que la realidad económica del municipio, exige mayor consagración ante las necesidades del desarrollo agropecuario.

Visitantes:88

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *