La leche  de cabra: nutritivo importante.

En el municipio serrano y santiaguero de Guamá, pastan más de 70 mil cabezas de ganado ovino caprino.

Ha sido por tradición una costumbre que su población, mayoritariamente descendiente de campesinos, consuma la leche de cabra, o chiva como se dice en el oriente cubano en especial en el desayuno,  en forma del llamado café con leche criollo.

Siempre han dicho los hombres y mujeres del campo que “la leche de chiva es saludable, también rinde bastante si se le agrega un poquito de agua, pues hay personas que pura no la asimilan bien, pero rebajándola es adecuada, sin embargo a mí me gusta más y sé su valor nutritivo, se lo enseñé a mi familia, que pura aporta más a la salud”.

Esa expresión de Edilio Guerra Hernández, vecino de la comunidad La Calabaza es sostén de una dedicación de años a la cría de cabras con la finalidad, no solo de comer sus carnes, sino además utilizar la leche como importante suplemento alimenticio para los niños y mayores de la familia.

 Hoy cuando se arrecia la economía nacional y no es estable la entrada del leche en polvo producto a la crisis económica mundial y al bloqueo de los Estados Unidos, es necesario buscar alternativas que mejoren la dieta alimenticia y Edilio, como muchos cubanos,   aprovecha su experiencia y su  jubilación,  para atender mejor sus cabras y como buen criollo, observar la vida de ellas y todo el proceso de existencia desde el parto hasta el destete de sus crías, para saber cuándo debe ordeñar y en qué tiempo debe no hacerlo, para que las crías se alimenten adecuadamente y se desarrollen bien.

“Yo pastoreo todos los días en la tarde, acompaño mi dotación hasta donde haya yerba, aunque el chivo come de todo, pero los llevo a donde mejor se alimentan y a sí producen más leche, o le es más favorable para producirla”.

Y es que Edilio anda al lado de su experiencia y la certeza de que un pueblo que se esfuerza en producir en casa lo que se debe importar con los altos precios que tienen los productos como la propia leche en polvo, luego el traslado al país y al municipio,  es un pueblo portador y menos dependiente de lo que se obtenga de fuera.

Esa es la mentalidad que se va extendiendo en el pueblo guamense donde hay tradición y experiencia necesaria para la cría de ganado ovino caprino suficiente para avanzar hacia un futuro de autoabastecimiento y crecimiento de la producción y consumo de leche de cabra, una práctica  necesaria y muy útil, en estos tiempos.

Visitantes:249

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *