La sublime condición de ser humanos.

No es redundancia decir que el personal de la Salud Cubana tiene como primera condición el humanismo, sino que lo demuestran  cotidianamente dentro y fuera de Cuba como uno de los pilares de la ética médica y los valores de ese colectivo en la Sociedad Socialista.

En ese espectro arribar al Día de la Medicina Latinoamericana es reconocer la obra gigantesca de hombres y mujeres que vestidos de blanco,  salvan la humanidad de la muerte y las enfermedades.

Yamilé Peña Arias enfermera en el hospital Giraldo Aponte Fonseca en este municipio santiaguero de Guamá al referir su experiencia personal en los tiempos de hoy expresó que: “Ser enfermera es lo mejor que me ha podido pasar, la enfermera es la primera ante el paciente, la que les da la medicina, la que el familiar ve para saber de del familiar ingresado y sin la enfermera el médico no es médico,pero todos de una manera u otras tenemos nuestra función”.

Jefa de la sala de hemodiálisis de este centro, con 19 años de profesión cumplió misión internacionalista en Venezuela, es secretaria del núcleo del Partido Comunista de Cuba en el principal hospital de Guamá y representa la conquista de la mujer Cubana en plena Sierra Maestra, donde solo había antes de 1959 un farmacéutico y 21 cementerios a largo de la costa, como legado despasado,  y hoy,  como regalo a esta  fecha son más de 50 consultorios en llanos y montañas,  hospitales y cientos de profesionales,  de los cuales, más de 200 han cumplido misiones en otros países, como demostración de que la Salud en Cuba es condición humana y conquista de la Revolución Socialista.

“Estamos como trabajadores de la salud en el primer escalón mundial, vivimos en este país bello que tanto ha ayudado al mundo y seguiremos ayudando como parte de ese Ejército de Batas blancas. Soy enfermera de la sala de hemodiálisis del Hospital Giraldo Aponte Fonseca y allí somos una sola familia el paciente y el personal médico , y sufrimos sus penas y preocupaciones,  y somos felices cuando uno de ellos recibe  la donación de un riñón.”

Así resalta Yamilé los  valores de los trabajadores de la salud de estas serranías al arribar al Día de la Medicina Latinoamericana con un sentimiento profundo y de agradecimiento a la Revolución que la hizo necesaria, en una de las actividades más humanas con que cuenta la humanidad: La salvación de una vida.

Visitantes:122

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *