Momentos que exigen gestos de solidaridad humana.

Rafael Ferrer Muchulí es trabajador de la entidad de Comercio y Gastronomía del Motel Guamá en este santiaguero municipio.

Es uno de los tantos guamenses que brinda la ayuda y colaboración desinteresada en las labores de acercar los alimentos a quienes permanecen aislados en los barrios evitando contagiarse con la Covid-19.
Ha dispuesto su vehículo motor triciclo y asiste en el traslado de alimentos tanto de la entidad panificadora como la Láctea y también de recursos de la gastronomía.

«Esta moto rusa que dispongo ha sufrido serios desgastes en sus años de explotación pero aún así la sobrellevo y le he hecho innovaciones en su carburación para que consuma poco y con un litro de gasolina le llego a casi todos los barrios acá en Chivirico. Por esta tarea no cobro nada. Lo hago porque las circunstancias en que estamos viviendo exigen gestos de esta magnitud. Los coches tirados por animales no pueden entrar en sitios altos donde yo sí le puedo llegar. Los vecinos de cada lugar agradecen mi colaboración y eso me estimula».

 Así nos comentó muy orgulloso este hombre que goza de prestigio en su comunidad porque resulta útil en labores de mecánica automotriz al asistir ante cada solicitud que le hacen.

Reconocer públicamente este servicio que presta Rafael Ferrer Muchulí en Chivirico con su moto triciclo en el traslado de alimentos a cada reparto de su comunidad también es un aporte a la lucha por la vida ante la amenaza real que impone la Covid-19.

Visitantes:95

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *