Salvar al planeta, es salvar al hombre.

Cuando el mundo se  estremece ante una pandemia que acaba con la vida de miles de personas, el Día mundial de la tierra este 22 de abril, presupone que también otros daños pueden afectar al planeta.

Cuando tiene lugar  la Jornada Nacional de Prevención de los incendios forestales, en este municipio santiaguero de Guamá el colectivo del cuerpo de guardabosques, nasobuco en boca, continúa una labor encaminada a educar la población, sobre cómo hacer uso del fuego,  adecuadamente.

Al referirse a esta tarea Roberto Del toro Martínez, especialista que atiende la actividad del uso del fuego en esa institución reconoce la importancia que tiene esta actividad para la población de las zonas montañosas, en especial los campesinos quienes cada año por tradición, como se dice en el argot popular:”dan candela”,  para luego efectuar la siembra, enfatizó que: “les orientamos a todos los propietarios o usufructuarios que tienen necesidad de hacer uso del fuego que hagan la trocha corta fuego, que deben tener la brigada contra incendio, dar candela en la hora establecida y de forma general,  que tiene que estar autorizados y avisar el día en que hará uso del fuego, para si surge algún accidente, entonces, nosotros actuar” 

La observancia  y exigencia diaria sobre el cuidado de las zonas de existencia de reservas forestales, animales endémicos o de gran valor biológico, las  cuencas hidrográficas y los centros poblacionales de montañas situados en lugares de importancia natural, son parte de las acciones que desarrolla el Cuerpo de guardabosques de Guamá, como salvaguarda de la existencia del hombre.

Visitantes:112

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *