Un contundente respaldo a nuestro reclamo: FIN DEL BLOQUEO

El Canciller cubano, Bruno Rodríguez Parrilla, expresó hoy ante la Asamblea General de Naciones Unidas, que EE.UU. está solo y aislado con su política de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba desde hace más de 50 años. Durante su discurso en la sede neoyorkina del principal órgano deliberativo de la Organización de Naciones Unidas, el jefe de la diplomacia cubana condenó las anteriores declaraciones de la embajadora de EE.UU. ante ese organismo, y las calificó de irrespetuosas, ofensivas e injerencistas.

Rodríguez Parrilla recordó que es en EE.UU. donde se cometen flagrantes violaciones de los derechos humanos, por lo que “no tienen ni la más mínima autoridad moral para criticar a Cuba, país pequeño y solidario de amplia y reconocida trayectoria internacional”.

En otro momento del discurso, recordó que durante su último mandato, el presidente Barack Obama calificó al bloqueo de fracasado y obsoleto, causante de daños al pueblo cubano y de aislamiento al Gobierno de EE.UU., “pero nunca se reconoció como una violación flagrante, masiva y sistemática de los derechos humanos de los cubanos, lo que fue omitido cínicamente por la embajadora”, denunció.

Afirmó que aunque se mantuvo la esencia de esa injusta política, durante la anterior administración estadounidense se produjeron progresos sustanciales en aras del beneficio común, y se adoptaron decisiones ejecutivas que modificaron la aplicación del bloqueo, aunque de forma limitada.

Rodríguez aseveró que al anunciar el cambio de política hacia Cuba el 16 de junio último, el presidente Donald Trump proclamó al bloqueo como eje fundamental de su política anticubana, y emitió un grupo de medidas dirigidas a su endurecimiento. Esta política se propone retrotraer las relaciones a un pasado de confrontación para satisfacer las aspiraciones de círculos extremistas estadounidenses, y de una minoría envejecida anticubana, criticó el Canciller cubano.

En las últimas semanas Trump ha reiterado que su Gobierno no levantará el bloqueo a Cuba a menos que ésta realice cambios en su ordenamiento interno, aseveró el diplomático, y subrayó que la Isla jamás aceptará condicionamientos ni imposiciones, además de que el enfoque aplicado por una decena de administraciones norteamericanas “no ha funcionado ni funcionará”.

En su discurso, Rodríguez Parrilla mencionó afirmaciones del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, según el cual fracasará cualquier estrategia que pretenda destruir a la Revolución cubana.

Como una ofensa y total expresión de irrespeto a la comunidad internacional, y de desconocimiento de la realidad cubana y latinoamericana, puede calificarse la intervención de la representante de Estados Unidos ante la Asamblea General de la ONU.  Aunque para muchos no constituye una sorpresa el espíritu injerencista, demagógico y hasta incoherente con las normas del Derecho Internacional de ese gobierno, sí causaron indignación las palabras de la diplomática norteamericana al afirmar que la ONU y sus estados miembros pierden el tiempo de querer aprobar la resolución presentada por la Mayor de las Antillas, la cual exige poner fin al injusto y criminal cerco.

Un contundente respaldo recibió luego la resolución, al obtener 191 votos a favor y 2 en contra. Cuba tiene la voluntad de continuar negociando los asuntos bilaterales pendientes, de proseguir el diálogo respetuoso y la cooperación en temas de interés común. Ambas naciones pueden cooperar y convivir respetando las diferencias y promoviendo todo lo que beneficie a los dos países y pueblos, “pero no debe esperar que hagamos concesiones, como no lo hemos hecho nunca”.

Visitantes:131

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *