Una fuente de cultura en la Sierra

La cultura ha sido una de las manifestaciones que más han avanzado  en el municipio santiaguero de Guamá en los últimos 35 años y tiene ese sector una institución que se destaca por haber surgido el 29 de marzo del año 2001, resultado de un programa general y haber continuado luego la batalla cultural en las  montañas.

Son las Salas de Televisión, que como parte de un movimiento cultural se instalaron hasta un total de 50 en las zonas más alejadas y montañosas de la Sierra Maestra.

En la actualidad los colectivos de éstas desarrollan diversas actividades dentro de la entidad, principalmente con los colectivos de trabajadores, estudiantes, campesinos de las formas de producciones agropecuarias cercanas a las mismas y los televidentes que con interés marcado acuden a disfrutar de las ofertas que allí se brindan.

Conferencias, charlas sobre temas diversos de la sociedad cubana, la cultura, la salud y la política y presentación de debates de videos, filmes y materiales educativos, forman parte de un emporio de asuntos que se comparten con los televidentes de manera sistemática o fechas especiales.

A las actividades anteriores se suman las labores con la minibiblioteca existente en cada Sala de Televisión como forma de fomentar el acercamiento a la lectura, el gusto y la preferencia por esos instrumentos tan importantes para elevar el conocimiento, y el pensamiento humano.

Una de las potencialidades de estos  colectivos, es el trabajo comunitario consistente en una labor especializada y directa en centros de trabajo, escuelas, cooperativas y casa a  casa mediante la extensión de las acciones y actividades de la sala, pero de manera diferenciada con un grupo más pequeño, y hasta de manera individual, cuando se trata de leerle un periódico  a una persona con problema visual o a los estudiantes en las escuelas.

Sin duda alguna, la labor de las Salas de Televisión se extiende más allá de los pensable y la labor de los fisioterapeutas radicados en cada uno de estos potentes medios de cultura, apoyan el mejoramiento de quines presentan problemas físicos, discapacidades o necesitan la atención sistemática de especialistas en esos campos, y la atención es sustituida por ese profesional que mejora la calidad de vida de los necesitados.

De esta manera Guamá, un territorio lejano y montañoso, tiene en dicha institución cultural, un sin fin de vías y motivaciones, para que la cultura siga siendo un patrimonio del pueblo cubano, y un mecanismos de fortalecimiento ideológico, de una nación que ha destinado el recurso humano para elevar el  acercamiento de todos a sus bienes  culturales.

 

Visitantes:87

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *