Vecinos de Omar Rapado sintieron su ausencia.

Omar Rapado Martínez es un trabajador por cuenta  propia que gestiona  productos de la Agricultura en diferentes lugares dentro y fuera de la provincia  para apoyar las necesidades alimenticias de varios pobladores de esta parte de la Sierra Maestra que viven en el litoral costero y no disponen de áreas para sembrar estos cultivos varios.

Y aunque en la barriada de “La Granjita” en Chivirico Guamá en la provincia Santiago de Cuba, muchos tienen sus autoconsumos cerca de las márgenes del Río que lleva el nombre del municipio, las producciones que se logran no alcanzan para satisfacer las demandas permanentemente y es ahí donde los gestores de alimentos como él, juegan su papel de ir cubriendo las exigencias del momento al comercializar en un punto de venta habilitado en el lugar, de aquellos recursos agrícolas de alta demanda que aquí resultan muy complejo su cultivo.

Para estos días las gestiones de Omar se vieron afectadas porque resultó contagiado con la letal cepa de la Covid-19.

«Compay, me vi más pa allá que pa acá. Le doy las mil gracias al personal de salud, sobre todo a los del Hospital Ambrosio Grillo de Santiago de Cuba. Ya estoy devuelto a la pelea. Así manifestó en tono jocoso este «luchador de la vida».

En tiempos como los que corren de serias limitaciones en la importación de alimentos desde el exterior, la labor de estos gestores resulta apoyada por las máximas autoridades política y de gobierno en la zona y cuentan con el total respaldo en el otorgamiento de los autorizos para acometerlas; siempre que se cumpla con las contribuciones al Estado para ejercerla legalmente.

Visitantes:99

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *