Barbados en la memoria de un guamense.

Luis Manuel Prior Fernández, tiene un privilegio que no mucho los ostentan  cuando llega  cada 6 de Octubre: el Día de las Víctimas del Terrorismo de Estado.

En esa fecha de 1976, 73 personas  en pleno vuelo de un avión de la línea Cubana de Aviación,  fueron asesinadas producto a un sabotaje dirigido por la CIA de los Estados Unidos y aprobado por ese gobierno genocida, que tantas miles de personas ha matado en todo el mundo.

La mayoría de los pasajeros eran esgrimistas cubanos que regresaban de competencias fuera del área geográfica de la nación.

“Tuve la oportunidad y el privilegio  estar en el aula  cursando el  10 grado con algunos de los atletas que cayeron en el sabotaje de  cubana de aviación y  son: Julio Herrera,  Nanci Uranga,  Arencibia,  Leonardo Mackenzie y recuerdo también a José Erenio Ge, quien era entrenador y surgió aquí en la EIDE Capitán Oretes Acosta de Santiago de Cuba.”

Así expresó Prior, como todos le conocen en Guamá, quien  hoy está jubilado y es gloria del Futbol de Santiago de Cuba.

En aquel entonces estudiaba en la Escuela Superior de Perfeccionamiento Atlético  (ESPA) Nacional de la Habana y siente el orgullo, y a la vez la tristeza, de  aparte de haber sido compañero de algunas de las víctimas de aquel crimen, también recibir el carné de militante de la UJC junto a Antonio Garcés Segura un joven camagüeyano esposo de la atleta de Pinar del Río Nanci Uranga Romagoza, quien pereciera en la tragedia  terrorista y tener ese recuerdo en una foto junto a otros compañeros.

“Me duele primero, como atleta que fui  en aquel momento como joven formado por la Revolución y aquellas palabras conmovedoras de nuestro líder histórico Fidel Castro Ruz en aquella despedida de duelo cuando expresó”:“sus restos no yacerán en el del fondo Océano, se levantan ya como soles sin manchas en aquellos atletas que ascenderán para siempre en el olimpo de los mártires de la patria”.

Palabras conmovedoras que expresan el sentir de un pueblo educado en valores patrios y que a lo largo de estos años ha continuado con la salida de atletas de Cuba, no solo a competir como muestra de valor y odio a quienes amenazan para que los cubanos no salgan a representar  su nación, sino tampoco a cumplir misiones internacionalistas como los más de 150 licenciados en Cultura Física de este municipio santiaguero de Guamá que han ido a otras tierras hermanas a prestar su ayuda solidaria.

Es  cada 6 de Octubre una jornada de dolor, pero también del compromiso que se cumple cada día al formar una juventud más heróica e inspirada en el ejemplo de aquellos,  a los que los asesinos a sueldo del imperio norteamericano, le arrebataron la vida en plena juventud.

Visitantes:185

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *