Con el arte en el corazón

Subir 10,15 kilómetros y más desde el litoral hasta las altas montañas  de la Sierra Maestra, descubrir y sedimentar los valores artísticos, espirituales y las oralidad y tradiciones de la población de las zonas alejadas, es una obra de infinito amor.

Eso hace entre otras tareas los instructores de artes en el municipio Guamá que hoy celebran su día.

Surgido a principio de los años sesenta, el Movimiento de instructores de artes ha sido una columna fuerte en el trabajo cultural mediante la labor que realizan en el Sistema de Casas de Cultura, que no se queda en las salas y teatros de esas instituciones pues en municipios serranos como Guamá las escuelas, centros de trabajo e instituciones, incluyendo las culturales son centros promotores de la cultura artística y literaria

María Caridad Carazana, desde niña fue aficionada destacada y luego se convirtió en la instructora de danza  y hoy  nos regala su experiencia al afirmar que “me formé como aficionada desde chiquita, me gustaba bailar mucho y siempre quise aprender como las instructoras y gracias a la Revolución, me hice instructora de artes,  y jamás dejaré de serlo.”

Defender la cultura  como escudo y espada de la nación, es la obra agradecida de los seguidores de  Olga Alonzo, la joven instructora que distingue cada 18 de febrero.

Ellos, cuando los retos son más difíciles, escriben con su trabajo cotidiano la defensa de la identidad, los valores y tradiciones de un pueblo, en constante cambio y Revolución.

“Muchas veces me dicen profe, profe, son mis antiguos alumnos y siento el orgullo de ser lo que soy: instructora hasta que me jubile. Hoy algunos de esos alumnos míos trabajan en mi propio equipo de trabajo. Se siente un orgullo y satisfacción enorme con esa experiencia.”

Así continúa expresando María Caridad, uno de los símbolos de un movimiento profesional que ha llevado la apreciación artística a la población, y el talento de cada aficionado a los planos más hermosos de la sociedad, cuando en una conferencia o presentación en el escenario, se demuestra que con amor y trabajo, perdura la cultura.

Nombres como Edita Torres, Víctor Manuel Jardines, Isabel Cuza, Mario Feraud, Nairis Arguelles, Urbano Fernández, Armando Arías, Ehida Pérez, Milexis Hung, Yunaisi Infantes y María Caridad Carrazana, entre otros, están en la lista de quienes han formado parte de una historia escrita con pasión y arte,  y que sigue escribiéndose aun con parte de esa fuerza cultural,  que cada día hace pervivir los valores identitarios,  de los pobladores de Guamá.

Visitantes:115

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *