“El orgullo de ser cubanos.”

Pocas veces un tema, asunto, información o conocimiento llega a pasar de la Conciencia individual a la Conciencia Social de un país, como ha ocurrido en Cuba con la preservación de un ave especial.

Quien escribe es de la opinión, que si todos los cubanos pusiéramos empeño en buscar un fin como se hace con el cuidado de este hermoso representante de la fauna silvestre, que encierra en su hidalguía los mismos colores de la bandera, nuestras conquistas serían aun mayores, de las que hoy mostramos al mundo.

Al decir que un ave encierra en su imagen los colores de uno de nuestros símbolos patrios, se que todos saben rápidamente que me refiero al Ave Nacional de Cuba: el Tocororo.

Cuando recorro sistemáticamente las montañas de la Sierra Maestra en que nací, he crecido y amo, busco conocer en las zonas recorridas, como se comporta la representatividad de nuestra Ave Nacional.

Al dialogar con los Guardabosques de nuestro municipio santiaguero , busco sobre el crecimiento paulatino del mismo y la conclusión general es que Guamá cuenta con un porciento muy alto de Tocororos, incluido, si lo comparamos con otras especies, aun teniendo en cuenta su nivel de reproducción, forma de vida y otros puntos de análisis.

Representantes de todas las enseñanzas y demás entidades sociales y estatales, junto a la familia, han encausado el intercambio sistemático de opiniones con la niñez y la adolescencia y se ha logrado que todos conozcan la necesidad de preservar la vida de las especies, pero en el Tocororo tenemos un ave que ocupa un lugar cimero dentro del Patrimonio Patrio junto al escudo, la bandera, el Himno Nacional, y hasta la propia Guayabera, nuestra Prenda Nacional.

Al escuchar en un Jagüey, árbol recurrente a lo boscoso, y escuchar el canto de Tocororo, sentimos el orgullo de ser cubanos, cuando además, vemos sus colores azul, rojo y blanco y agradecemos a todos los que plantaron en nosotros la semilla del valor de ese pájaro especial en nuestros corazones, así mismo hemos comprometido la confianza de que todos los guamenses lo cuidan, y trasmiten ese mismo sentimiento, al resto de la familia y la sociedad.

Visitantes:96

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *