El tornero que mantiene la Industria Láctea en Guamá.

Hay actividades que resultan vitales para sostener y mantener los procesos productivos en aquellas industrias de primera línea. Así de sencillo es  la labor de Juan González Cervantes, tornero de la fábrica Pasteurizadora en Guamá.

Gracias a su ingenio y creatividad es posible que la producción de helados y yogurt no se detenga. Lo más significativo de la labor del tornero de la fábrica  es que siempre muestra la mejor voluntad ante la solicitud expresa que le hacen mecánicos y choferes cuando le traen piezas en mal estado que impiden el normal funcionamiento de sus equipos.

Pero, por sobre todas las cosas, Juan a pesar de ser un jubilado que durante muchos años laboró en la tornería pero en la Empresa Forestal, no muestra cansancio, algo propio de su edad, él hace unos días puso a funcionar un compresor de origen Chino cuyas piezas de repuesto no llegan  al país . El compresor es vital para que funcione la caldera que suministra de energía calórica  a cada una de las actividades en esta industria.

Algo digno de destacar,  es que Juan no vive en Chivirico, hay que colgarle una medalla por la enorme fuerza de voluntad que ha tenido de viajar todos los días más de cuarenta kilómetros ida y vuelta hasta Caletón durante más de treinta años para atender su oficio de tornero.

Le dicen  el cirujano de los metales, pues  le saca brillo a pedazos de hierros oxidados que le traen para conformar aquellas piezas que le devuelven la vida útil a vetustos carros de origen ruso en los cuales se traslada y distribuye la leche que se acopia en cada una de las unidades pecuarias que tributan a esta industria.

Transportes que ruedan en caminos a veces llenos de piedras y de difícil acceso pero siguen ahí, gracias a la entrega de torneros como Juan González Cervantes. Llegue a él todo el reconocimiento merecido porque desde su, a veces, marginada ocupación desde el punto de vista que lo hace muy solito en sus tareas, resulta importante tenerlos en cuenta cuando de estímulo se fragüe por la sección sindical a la que pertenece este jubilado.

Visitantes:127

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *