Aumentó la producción de alegría, en Guamá.

Muchos pueden con sus manos elevar la estatura de los edificios, otros moldear con un pesado martillo la dura y pesada roca lo que se ha de desear, pero no todos aunque lo quieran pueden alegrar los corazones de las personas.

Sin embardo, la difícil tarea de mejorar la recreación y elevar la categoría ocupacional del tiempo libre de la población, al estado de alegría, se ha convertido en una enconada esperanza, todos los días en el poblado capital del municipio santiaguero y montañoso de Guamá.

Esto ocurre en Chivirico, donde la dirección del Partido Comunista de Cuba y del Consejo de la Administración, los órganos políticos y de gobierno que dirigen la sociedad en este territorio, junto al resto de los colectivos de las entidades y empresas, han dado serios pasos de avance, con en el objetivo de que los sábados se conviertan en días especiales, en los que el pueblo trabajador, al estar de receso de las tareas laborales, cuente con ofertas adecuadas a sus gustos y preferencias.

En este pedestal está el espacio recreativo cultural: ”Algo más que una guitarra”, que ha tenido como objetivo ofrecer a la población que asiste cada sábado a la plaza 26 de Julio, el sentido más amplio de la cultura para que no quede en el estrecho marco de regalarle la música, sino todos los ingredientes con los que puede surtirse la cultura general integral de un pueblo que disfruta de los géneros artísticos de la danza, el teatro, la propia música, las artes plásticas, la literatura, la oralidad del cuento criollo, y tiene la oportunidad de apreciar los gustos estéticos más elevados, al tomar un coctel o los conocidos mojitos , Daiquiri o el Cuba libre preparado por un especialista de la Empresa Municipal de Comercio.

Todo converge ahora en la Plaza 1ro de mayo, la mayor de Guamá, donde se ofrecen presentaciones de agrupaciones culturales de categorías, no solo municipal y provincial, sino de carácter nacional.

En esta se realiza el montaje de “El banquete”. El conjunto de carpas en que el colectivo de las unidades gastronómicas ofrecen los productos con un elevado sentido estético, donde la calidad y el buen sabor, son ingredientes que han ido calando el gusto de la población del territorio que asiste con frecuencia creciente.

Por supuesto la opinión de la población ha crecido en positivo, porque desde el viernes en que se montan las carpas, la música grabada que acompaña la actividad divulgativa y la venta de bebidas en el área, va calentando como se dice en buen cubano, los motores para el sábado, en que no solo la niñez y la juventud asiste, sino los adultos, ahora más cercano al centro poblacional.

De esta amanera se puede decir, que producto a un esfuerzo conjunto y organizado para la población: en Guamá aumentó, la producción de alegría. .

Visitantes:128

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *