Julio Antonio Mella Mac Pórtland

“Julio Antonio Mella Mac Pórtland, nació en la habana  La Habana, 25 de marzo de 1903  fue un joven Revolucionario cubano, cofundador del Partido Comunista de Cuba y de la Federación Estudiantil Universitaria, entre numerosas organizaciones. Desarrolló en su corta existencia una febril actividad política y revolucionaria que lo convirtió en un líder de talla internacional.

Era nieto del general Ramón Matías Mella, prócer de la independencia del pueblo dominicano

Honesto revolucionario. Es reconocido como, el más auténtico líder estudiantil que hasta ahora ha producido Cuba. Su inolvidable frase «Muero por la Revolución» llevaba en si misma toda la fe y el ímpetu de su acción luchadora.

En la Universidad de La Habana se destacó como líder estudiantil y deportista, participando en la firma de un manifiesto y todo tipo de actividades

Al interés propiamente académico por la renovación universitaria se unía en Mella la preocupación política por la modernización de la sociedad, en busca de la ampliación de la democracia y la participación de los estudiantes en la vida nacional. Para lograr tal propósito se hacía indispensable la unidad de todo el estudiantado, primero universitario, después del país. Sobre la función social de la Universidad de La Habana las concretaba así:

Sus primeros trabajos periodísticos aparecieron en la revista universitaria Alma Máter (1922-1923), de la que fue administrador. En enero de 1923 fue líder de la lucha estudiantil por la reforma universitaria. Funda la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU). En octubre de 1923 organizó y dirigió el Primer Congreso Nacional de Estudiantes, y en noviembre inaugura la Universidad Popular José Martí, con el propósito de impartir instrucción política y académica a los trabajadores y de vincular la Universidad «con las necesidades de los oprimidos». .

Fue director y redactor de Juventud (1923-1925), fundador de la Liga Anticlerical (1924) y de la sección cubana de la Liga Antiimperialista de Cuba junto a Carlos Baliño y con la presencia combativa de Rubén Martínez Villena. La Liga, inspirada por la Internacional Comunista, sería un instrumento fundamental para la aplicación creativa de las ideas leninistas en los países coloniales y dependientes. Julio Antonio llegaría a convertirse en el máximo orientador de la organización en toda Latinoamérica. En este mismo año ingresa en la Agrupación Comunista de La Habana y desde ella despliega un trabajo muy activo entre el proletariado.

En 1924 publicó un folleto titulado Cuba, un pueblo que nunca ha sido libre, dividido en varias partes: «El imperialismo yanqui ha sido siempre enemigo de la independencia de Cuba», «La soberanía de Cuba ante el Derecho Político», «La Enmienda Platt», y «Otras.

Julio Antonio Mella se exilió en México y vinculó al movimiento revolucionario continental e internacional del que es nombrado secretario general posición rectora desde la que establece contacto con los revolucionarios y demócratas de toda la región e impulsa las actividades preparatorias para un evento internacional. Colabora en los periódicos Cuba Libre, El Libertador, Tren Blindado, El Machete y Boletín del Torcedor (este último de La Habana). Pronuncia conferencias, pública críticas sobre el muralismo mexicano.

En febrero de 1927, Mella asistió al Congreso Mundial contra la opresión colonial y el imperialismo, celebrado en Bruselas, en él contacta con los revolucionarios y luchadores anticolonialistas de 37 países y 137 organizaciones progresistas del mundo, como anticipara en carta a Sarah Pascual:

Bajo su conducción, los latinoamericanos hicieron en el Congreso un importante aporte al pensamiento revolucionario de la época. Se denunciaron las dictaduras criminales que apuntalan los monopolios estadounidenses y desenmascaró la Unión Panamericana como instrumento de la expansión estadounidense. Participó luego en la Liga Campesina Nacional de México. Realizó además, una constante labor de apoyo material y solidaria a la causa del pueblo nicaragüense que, comandado por Augusto César Sandino, resistía la invasión yanqui. También apoyó las labores conspirativas de los revolucionarios venezolanos que se preparaban para la lucha armada contra la dictadura proimperialista en su país.

Viajó a Moscú y participó en el Congreso de la Internacional Sindical Roja. Miembro del Comité Central del Partido Comunista de México, luchó por la Reforma Agraria, por la nacionalización del petróleo y en las huelgas de los mineros.

Fundó varias organizaciones antiimperialistas, estudiantiles y campesinas. Con Leonardo Fernández Sánchez y Alejandro Barreiro organizó la Asociación de los Nuevos Emigrados Revolucionarios Cubanos (ANERC) en 1927, vehículo idóneo de realización en las condiciones de la lucha antimachadista. Esta organización fue dotada por su creador, de un programa que abrió una nueva perspectiva para el desarrollo del pensamiento y la práctica revolucionaria en Cuba y América Latina.

Le faltaban dos meses para cumplir 26 años cuando murió asesinado el 10 de enero de 1929 en México,

Machado me mandó a matar. Muero por la Revolución. Fueron algunas de sus últimas palabras.”

Hoy la figura de Mella significa un ejemplo para todos y en este municipio santiaguero de Guamá  la Unión de Jóvenes Comunista (UJC) organización vanguardia de la niñez y la juventud lo recuerda en cada acción que efectúa con los integrantes de la FEU , elevando sus valores y dando a conocer el protagonismo de aquel paladín en la lucha por la libertad.

El proceso Onceno Congreso de la UJC Unión de Jóvenes Comunista efectuado el reciente 2019 fue expresión de los sueños de Julio Antonio por la proyección de sus ideas y la su lucha por la emancipación de aquellos que hoy juegan un protagonismo sin igual en la América que el soñó. Con una Cuba solidaria que en los médicos, enfermeras, técnicos del sector deportivo, pedagogos y muchos más que parten hacia otras naciones , en especial americanas a ofrecer su hermandad tienen la senda marchada por aquel joven que ofrendó su vida por la libertad de Cuba

Visitantes:116

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *