La juventud cubana fiel al legado de Fidel hoy, mañana y siempre.

¿Y qué juventud queremos? ¿Queremos, acaso, una juventud que simplemente se concrete a oír y a repetir? ¡No! Queremos una juventud que piense. ¿Una juventud, acaso, que sea revolucionaria por imitarnos a nosotros? ¡No!, sino una juventud que aprenda por sí misma a ser revolucionaria, una juventud que se convenza a sí misma, una juventud que desarrolle plenamente su pensamiento”.

Son palabras de Fidel, ese gran hombre que sigue inspirando los sueños y aspiraciones de los niños, adolescentes y jóvenes cubanos.

El líder histórico de la Revolución es y será baluarte en el impulso de las principales y amplias garantías sociales, económicas y políticas que actualmente tienen las nuevas generaciones, pues las bases de la Política de la Juventud cubana, se edificaron sólidamente con la Revolución y su protagonismo, incluso desde su propio alegato de defensa La historia me absolverá.

Son muchos los jóvenes de ayer y de hoy que tuvieron la oportunidad de convivir con Fidel en su vida activa, vestido de verde olivo, dirigiendo una marcha, participando en congresos, pronunciando un discurso… o los que más acá en el tiempo, han sido protagonistas de sus desvelos por forjar una juventud digna y heredera de nuestra historia.

Fidel siempre reclamó que los jóvenes fueran personas de su tiempo, cambiantes, sin dejar a un lado los principios. Con la capacidad de aprender, de conocer, de ser rebeldes, de crear y de integrar saberes, y esas son cosas que tienen pocas personas en el mundo, ¡ese es el legado más importante de un hombre como él!

Hoy cuando el futuro de Cuba para muchos es incierto es la juventud la mayor responsable de continuar y defender el ideal del Comandante en Jefe y demostrarle a todos y cada uno de los enemigos de Cuba, que hoy más que nunca la isla se erige victoriosa.

Visitantes:100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *