La Masacre de Peladero. Un legado del capitalismo en Cuba.

El capitalismo que muchos desean para Cuba, ya vivió en este archipiélago y dejó los recuerdos más tristes y desoladores, que puedan imaginarse.

En este municipio santiaguero y serrano de Guamá, las compañías norteamericanas, los terratenientes y la Guardia Rural, esta última,  legado del imperialismo norteamericano, desde sus intervenciones militares, campeaban por estas tierras.

Las compañías y los terratenientes solo chasqueaban un dedo y la Rural, como llamaba el campesinado a esa fuera del mal, estaba a la orden con el plan de machete, los desalojos y la represión,  la mayoría de las veces,  con la muerte de los inocentes.

Luego del 28 de mayo de 1958, fecha del combate del Cuartel del Uvero, cuando fue derrotado el ejército opresor por las tropas rebeldes dirigidas por Fidel, el tirano ordenó incrementar la presencia militar en las montañas de la Sierra Maestra, donde crecía el control de la región y radicaba el principal bastión rebelde: La Comandancia de Fidel Castro Ruz, el líder del Movimiento 26 de Julio.

El 31 de julio de 1958 el entonces capitán Merob Sosa, llegó a la zona de La Uvita y Peladero, y hasta el 6 de agosto del mismo mes, sus fuerzas represivas  llevaron consigo en calidad de prisioneros decenas de campesinos, que solo labraban la tierra, para mantener su familia.

En aquellos días, 14 campesinos fueron asesinados, luego de ser torturados hasta saciar la sed de odio que sentían los esbirros, por la derrota de Uvero,  por lo que acusaban aquellos jóvenes, porque casi todo lo eran, de ser: “revoltosos en contra de la ley”. Una ley anticonstitucional,  como lo era el poder ganado por Fulgencio Batista y Zaldívar,  con su golpe de estado, del 10 de Marzo de 1952

Tamaña mentira, dejó la familia Oliva sin cinco de sus miembros y los Arias perdieron dos de sus hermanos.

Aquel suceso conocido como: La masacre de Peladero, es un genocidio que hoy el pueblo de Guamá, en especial los vecinos y familiares que aún viven en Peladero,  llevan en su memoria a los niños, adolescentes, en conversatorios, charlas y encuentros y otras actividades, además de los campesinos, cuando  rememoran aquellos hechos para que jamás regresen, porque el  capitalismo cubierto de sangre, nunca será opción para un pueblo que tiene en su historia,  más de 20 mil de sus hijos enterrados,  quienes ofrecieron su vida,  para que no regrese aquel pasado de terror y desamparo.

Cada 6 de agosto será para recordar la historia, y comprometerse a defender la patria ganada por sus héroes y su líder, Fidel junto a  sus hermanos de revolución.

Visitantes:161

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *