La naturaleza esta vez nos consideró

Transcurrían el domingo cuatro de julio y la expectativa de que la tormenta tropical Elsa, la primera que se formaba en el Atlántico en esta temporada ciclónica del 2021, era de alta intensidad para los vecinos de este santiaguero municipio de Guamá.

Volvía esta porción geográfica a ser punto de mira a nivel nacional en Cuba de lo que pudiera suceder si «Elsa» desatara su fuerza brutal sobre lo que también, cuando el huracán Sandy, se daba por los modelos de pronóstico que  iba a resultar Chivirico el punto de entrada al país de aquella «mostruosidad».

Quiso la casualidad del destino que estos fenómenos meteorológicos desviaran su curso y se cumpliera el reclamo de quienes aquí en esta tierra profetizan que nos es posible que ante tales personas humildes y trabajadora pueda existir tanta maldad de la naturaleza en querer quebrar el empeño y entrega de hacer producir la tierra en medio de tantas adversidades que impone la topografía de este lugar.

No faltaron pocos los que desde el exterior, usando las redes sociales, clamaban para que un manto divino protegiera a los vecinos de este lugar. También los de aquí gritaban localmente a viva voz «Por favor, no puede ser que en medio de tantas tensiones frente a la Covid-19 y con las evidentes carencias alimenticias, venga la naturaleza a ensañarse con los cultivos que hoy sembramos para salir a flote ante tantas demandas vitales!».

» Gracias madre Natura por evitar la desgracia que solicitamos no llegara» -así escuché a tantas personas cuando se hizo realidad su pedido.

Queda sólo en estas líneas dejar plasmado este sentimiento que ha prevalecido en miles de ciudadanos de este pueblo humilde y trabajador que día a día asume con entereza los desafíos que les impone el destino.

Visitantes:85

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *