La Revolución hacia un nuevo Primero de Enero.

La Revolución Cubana. Es un proceso revolucionario que comenzó a gestarse desde fines del siglo XIX, cuando se produjo el intento frustrado por parte de los mambises, frente al régimen español, por lograr la Independencia de Cuba, en el cual tuvo una importante participación el Ejército Libertador. Dejando éste su ejemplo de patriotismo y valentía, que fueron heredados por la joven generación de mediados del siglo pasado.

Fidel Castro, al mando del Ejército Rebelde y, manejando una nueva estrategia de lucha armada contra la dictadura del momento, condujo al triunfo revolucionario de 1959,

Apenas instalado en el poder, el gobierno revolucionario inició el desmantelamiento del sistema político neocolonial. Se disolvieron los cuerpos represivos y se garantizó a los ciudadanos, por primera vez en largos años, el ejercicio pleno de sus derechos. La administración pública fue saneada y se confiscaron los bienes malversados. De esta manera se erradicó esa tan funesta práctica de la vida republicana. Los criminales de guerra batistianos fueron juzgados y sancionados, se barrió a la corrompida dirección del movimiento obrero y quedaron disueltos los partidos políticos que habían servido a la tiranía.

La designación del Comandante Fidel Castro como Primer Ministro en el mes de febrero, imprimiría un ritmo acelerado a las medidas de beneficio popular. Se aprobó una rebaja general de alquileres; las playas, antes privadas se pusieron a disposición del pueblo para su disfrute y se intervinieron las compañías que monopolizaban los servicios públicos. Un hito trascendental en este proceso sería la Ley de Reforma Agraria, aprobada el 17 de mayo, la cual eliminaba el latifundio al nacionalizar todas las propiedades de más de 420 ha de extensión, y entregaba la propiedad de la tierra a decenas de miles de campesinos, arrendatarios y precaristas.

Esta medida, que eliminaba uno de los soportes fundamentales del dominio neocolonial, provocó la airada respuesta de los intereses afectados. El gobierno de Estados Unidos no había ocultado su disgusto por el “Triunfo de la Revolución” y, tras promover una malintencionada campaña de prensa, adoptó una política de hostigamiento sistemático contra Cuba, alentando y apoyando a movimientos contrarrevolucionarios con el propósito de desestabilizar el país.

Es la Cuba, que sometida  a una guerra, no solo económica y política, sino en la tecnología, las comunicaciones,  la ideología, y en todos los campos de la existencia humana se enfrenta a los nuevos retos, y se abre camino con la mirada de orgullo y admiración, de quienes ven en ella, la luz que ilumina un mundo desigual y despiadado.

El ejemplo y las enseñanzas de Fidel, son el legado que hoy mantiene a Cuba en pie, y es lo que ha posibilitado llegar en medio de una realidad mundial sin igual, al 64 aniversario de aquel 1ro de Enero,  en que nació la nueva Cuba, esa que para todos,  hoy es el empeño de luchar por el recuerdo de aquellos que casi niños,  dieron sus vida, dentro y fuera de Cuba.

Visitantes:218

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *