Los agradecidos vestidos de Verde Olivo. Son el pueblo uniformado.

“Yo procedo de una familia de origen campesino y  muy humilde. Vivía en lo más intrincado de las montañas de Guamá, y estudiar en el Instituto Militar de la Habana José Martí,  antiguo Colegio de Belén donde estudió Fidel,  para mí,  fue un privilegio”

Así inician las palabras de Gervasio Oduardo Ramírez un agradecido que recibió el Sol de Fidel Castro y llegó  a los grados de Teniente Coronel  de Las Fuerzas Armadas Revolucionarias  y hoy está jubilado.

Este ejército como dijera Camilo: el pueblo uniformado, está integrado principalmente por lo más genuino de la Juventud Cubana y nació en 1961, como homenaje al desembarco del Granma.

En él,  se forman hombres y mujeres agradecidos dispuestos a morir por la patria.

“Además de haber prestado servicios en Ciudad Libertad fue un compromiso. Todavía están en las paredes los restos de la sangre de Eduardo Garcías Delgado, el joven que herido de muerte (en los albores del ataque Mercenario preparado por el gobierno de los EU en Abril de 1961), escribió con su sangre el nombre de Fidel antes de morir .Todas estas cosas, para un campesino de la Sierra Maestra como lo fui yo, significan mucho, y son precisamente los baluartes por los cuales hay que estar dispuestos todos los días a dar nuestro esfuerzo, y hasta la propia sangre si fuera necesario, para defender la Revolución que tanta sangre costó, para lograr la independencia que hoy disfrutamos.”

De esta forma se expresa este cubano agradecido con la obra de la Revolución Cubana, mientras algunos mercenarios traicionan la patria por cuatro centavos y se envuelven en la Bandera Cubana como   afrenta a nuestros símbolos, y argumentan tener como presidente un genocida norteamericano,

Frente a estas circunstancias  todos los días, y en especial cada 2 de diciembre,  al igual que Gervasio Oduardo, habrá un pueblo que vestido de Verde Olivo, defenderá el cielo, las costas y cada palmo de tierra, por la causa que más 20 mil cubanos cayeron:  que Cuba fuera libre, y siga siendo soberana.

Visitantes:101

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *