Por estos días Cuba esta revuelta como se dice en buen cubano. Pues la nueva subida de los salarios, es significativa en cantidad de beneficiados y la cantidad de dinero que se pagará de diferencia en relación a los salarios que están vigentes,  para los trabajadores de las unidades presupuestadas en una medida que contempla un aumento en las pensiones, que beneficia a un millón 470 mil 736 trabajadores de los organismos de la Administración Central del Estado, los órganos locales del Poder Popular y las organizaciones de la sociedad civil.

Pero más revueltos están los matemáticos del imperio al preguntarse.

¿Cómo el gobierno cubano sube salarios, si no damos tregua con la Ley Helms-Burton y el bloqueo que arreciamos contra su pueblo?

Pero es que en Cuba las fórmulas de los EU. se han estrellado contra la creatividad y la resistencia y su matemática no les da la cuenta aquí.

Como se conoce la decisión ha sido  acogida por los trabajadores con agrado y alegría, y como se ha explicado por los medios, está asociada a un conjunto de medidas organizativas, económicas y productivas que la respaldan.

El secreto está en que mientras ellos inventan nuevas formulas para asfixiar nuestra economía, aquí se buscan vías para elevar el potencial con que cuenta el archipiélago, y se ha llamado a que todos actuemos en consecuencia con esa medida, de manera que el país pueda garantizar el aumento.

Es un paso grande que el incremento del salario mínimo sea a 400 pesos y el medio mensual por trabajador a mil 67, el cual es casi dos veces el anterior.

Miles de millones de pesos se destinarán a subir esos nuevos salarios, aun cuando el gobierno de los EU continúa  en su inútil intento de evitar que Cuba marche adelante.

En municipios santiagueros, en específico Guamá la orden ha sido dada por su autoridades, y el pueblo está conciente de que  trabajando más y produciendo más, se sustentan estas medidas, y que aumentar la cantidad de los rubros exportables como el café, el cacao, la miel, el carbón vegetal, las industrias  locales y el servicio turístico, además de elevar la preparación de los colectivos de las entidades que pueden prestar servicios en el extranjero junto al ahorro de importaciones, es que se gana una batalla, que ya está en juego  en medio del escenario.

Solo un pueblo agradecido y trabajador que apoya un gobierno como el cubano, reconoce los serios esfuerzos que hace el estado ante la guerra económica de un imperio inhumano, y en esta lucha, como en otras ocasiones, también obtendrá la victoria.

@CoralEmisora

.

Compartir .....
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *