“Para los abuelos: el cariño y el corazón”.

Si una institución se caracteriza en el municipio santiaguero de Guamá por contar con un colectivo dedicado y entregado a la obra de servir con esmero, es el de la casa de los abuelos de Chivirico.

Esta institución ya cumplió sus ocho años, y atesora un grupo de compañeros que en su mayoría son fundadores de “la casa”, como ellos le llaman, los   en cada jornada le regalan a los abuelitos que atienden, lo mejor que tienen para que a sus avanzados años, se sientan a gusto, y entreguen su existencia diaria a buenas manos

Solos o de las manos de sus familiares llegan cada día para desarrollar sistemáticas actividades recreativas, culturales, o realizar caminatas dirigidas por los técnicos del INDER, allí, ven la televisión, cantan , juegan domino, o simplemente comparten sus experiencias.

Al referirse al cuidado de los abuelos Dirma Granado, administradora de la entidad especifica que:”ellos pasan más tiempo aquí que en sus casas ; la familia los deja con la confianza de que están bien cuidados, los alimentamos bien y desarrollamos muchas actividades que ennoblecen sus años de vida, aquí también se hacen fiestas, y reciben el cariño de todos , algo muy importante es que sus opiniones son tenidas en cuenta como ley necesaria para que se cumplan sus deseos, porque llegar a su edad es un privilegio que debemos defender para nuestro propio futuro.”

Al llegar la tarde, nuevamente toman en sus manos su mochila o el bolso y se despiden con la añoranza de mañana volver a encontrase con sus compañeros de intereses, y hasta de la pareja que encontraron luego de sus larga vida, porque hasta allí ha llegado el amor, a flecharlos en parejas y a unirlos en la vida, que en su diario quehacer de descanso comparten con los demás.

Visitantes:96

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *