Existen en el territorio patios que se dedican por entero a la sembradía de plantas ornamentales, medicinales y frutales. Un ejemplo de esto lo es el de Oleibis Estrada Naranjo, residente en la cabecera municipal, quien apuesta por una vida direccionadas por una ecología sostenible.

El primer incentivo de esta guamense para comenzar a formar un jardín fue para mejorar su salud y el afán de encontrar una forma de relajarse. Fue en tiempos muy difíciles, en los que estuvo casi cuatro años convaleciente de una enfermedad la cual padece.

 Mucho tiempo permaneció  inactiva y no tenía muchas condiciones en la casa, pero con unos pomitos plásticos de sueros que le estaban poniendo, los cogió un día, les abrió unos orificios, les echó tierra y  sembró uno gajitos.  Por ahí comenzó a adornar con esos mismos pomitos con plantas la pared donde se sentaba en el balance y fue dando mejores condiciones.

Las plantas para esta mujer son grandiosas, pero además les sirven de terapia para relajarse, Es tanto el cuidado que les bridas, que cuando tienes ingreso deja a alguien encargada para que no vayan a morir.

Compartir .....
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *