Redimensionan medidas para estimular la producción agrícola en Guamá

Para estos días han resultado muy provechosos los encuentros del campesinado guamense en este santiaguero municipio de Guamá para incentivar en las diferentes formas productivas la aplicación de la ciencia y la técnica en los cultivos que se logran en la zona e informar a los socios de las nuevas oportunidades que se abren para propiciar una mayor autonomía en la gestión comercializadora.


En saludo al día del trabajador de la Agricultura en Cuba, los integrantes de la Cooperativa de Créditos y Servicios Emiliano Reyes de El Madrugón, desarrollaron una jornada de intercambio de experiencias donde cada quien expuso las prácticas que le han validado enfrentar las amenazas que impiden el normal desarrollo de la producción agrícola. Así por ejemplo, se puso de referencia la empleada por Omar Cintra, quien es el presidente de esta forma productiva de base, con la creación de bancos de semillas que aseguran tener cerca de las áreas, las variedades más idóneas para ser sembradas.


Resultó útil para los presentes escuchar la información de las autoridades de la agricultura de la zona quienes actualizaron que se han puesto en vigor dos decretos ley, el 35 y el 320 que establecen las normas y procedimientos para la comercialización de los productos agropecuarios, del campesino con la Cooperativa, del campesino con acopio o de las entidades que contraten con ella. «Ahora el campesino tiene derecho en hacer una ficha de costo de sus producciones para poder proceder a venderlas, porque desaparece el llamado precio «topado», o sea, ya no se fijarán precios como se hacía hasta no hace mucho. 

El propio campesino confecciona la ficha de costo en correspondencia a la cuantía de lo gastado para lograrla y se lo vende a su propia entidad productiva para luego ésta a acopio. El destino de las producciones, el excedente luego de cubrir las necesidades cercanas, lo decide el Comité de Contratación, el cual se reúne todos los lunes en la sede del Gobierno municipal en Guamá y decide entregárselo a un trabajador por cuenta propia u otra entidad que se comprometa a comercializarla. No así los productos del consumo social, los cuales sí vienen fijados con un precio que lo establece el Comité de Contratación a través de un plan que ya tienen concebido las propias cooperativas».

Visitantes:81

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *