Repercusión a las medidas del Banco Cubano ante maniobras de bloqueo.

En este santiaguero municipio de Guamá no se hicieron esperar las opiniones de guamenses que respaldan la decisión de manera temporal por parte del Banco Cubano en no permitir a partir del 21 del presente mes de junio el depósito de efectivos norteamericano en la institución financiera de la Isla hasta tanto se flexibilicen las sanciones extraterritoriales que limitan las operaciones cubanas.

Algunas de ellas:

«Recojan los guantes, dólar americano como el papalote, se fue a bolina. Banco Cubano no tiene otra opción ante las medidas de bloqueo de los Estados Unidos #Cuba. #BloqueoPrincipalObstaculo»

«Lo que nos está sucediendo es que las bóvedas de nuestros bancos se están llenando de ese papel que se llama dólar americano, pero no pueden hacer negocios con él a nivel internacional porque aquellos tienen miedo a ser multados-sancionados por las leyes extraterritoriales de los EE.UU contra #Cuba. #SantiagodeCuba #NoAlBloqueoContraCuba».

«Es bueno que la población conozca que todo el que tenga DÓLARES AMÉRICANO tienen que depositarlo en sus cuentas en MLC antes del día 21. De no hacerlo ya no podrán utilizar esa divisa para realizar ninguna operación.»

«Tenemos derecho a defendernos, nos quieren ahogar económicamente los gobernantes norteamericanos. No es fácil que tu vayas a comprar afuera con dinero dólar de Estados Unidos depositados aquí en Cuba y no te sirva para adquirir lo elemental que necesitamos para vivir».

Ante los obstáculos del bloqueo económico de los Estados Unidos para que el sistema bancario nacional pueda depositar en el exterior el efectivo en dólares estadounidenses que se recauda en el país, se ha optado la decisión de detener temporalmente la aceptación de los billetes de esa moneda en el sistema bancario y financiero cubano.

Por consiguiente, a partir del 21 de junio de 2021, las instituciones bancarias y financieras cubanas detendrán la aceptación de depósitos en la moneda estadounidense en efectivo.

La medida implica que desde esa fecha, las personas nacionales y jurídicas, tanto cubanas como extranjeras, no podrán realizar en esas instituciones depósitos o cualquier otra transacción en dólares estadounidenses en efectivo. La medida no atañe a operaciones realizadas por transferencias, ni los depósitos en efectivo de otras divisas libremente convertibles aceptadas en Cuba, las que podrán continuar realizándose, esto protege sistema financiero cubano, que se aplica solo a la moneda de los Estados Unidos EN EFECTIVO.

Los depósitos existentes en esa moneda, de personas nacionales y jurídicas no se afectan en lo absoluto por esta medida, es indispensable esta medida, pues el sistema bancario cubano debido al impacto del bloqueo ha visto restringido hasta niveles inusitados las posibilidades de depositar en bancos internacionales billetes de dólares estadounidenses recaudados en el territorio nacional.

En ese periodo el gobierno de ese país, ha reforzado las medidas coercitivas especialmente en el ámbito financiero. Se ha llegado a una situación en que para Cuba resulta cada vez más difícil encontrar instituciones financieras y bancarias internacionales dispuestas a recibir, convertir, tramitar o procesar el efectivo en moneda estadounidense como consecuencia de los efectos extraterritoriales del bloqueo y las medidas adoptadas por los Estados Unidos en los últimos cuatro años y que hasta el día de hoy mantienen plena vigencia.

La decisión del Gobierno cubano del 16 de junio de 2020 de suprimir el gravamen del 10% del efectivo en dólares estadounidenses como parte de las medidas para enfrentar la pandemia, conllevó al incremento de los depósitos de esta moneda en los bancos cubanos.

El escenario se agrava, además, por el aumento de los montos en moneda estadounidense en efectivo, que llegan al país como resultado de la prohibición establecida por el Gobierno de los Estados Unidos al flujo regular e institucional de las remesas.

Esta prohibición, que forma parte de los intentos de asfixiar a la economía cubana y deprimir el nivel de vida de la población, se fue estableciendo por pasos. Comenzó con la imposición, el 6 de septiembre de 2019, de un límite permitido de 1 000 dólares trimestrales a las remesas familiares desde EE.UU hacia Cuba y la prohibición de las remesas no familiares.

Con el propósito de restringir aún más el flujo de remesas, el 3 de junio de 2020 el Departamento de Estado de los Estados Unidos incluyó a la empresa Fincimex en la lista de entidades cubanas restringidas creada en 2017 por ese propio departamento, que señala a entidades de nuestro país con las cuales tiene prohibida tener relación toda persona natural o jurídica sujeta a la jurisdicción de los Estados Unidos.

El 23 de octubre de 2020, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos enmendó las contribuciones para el control de los activos cubanos, con el fin de impedir a personas sujetas a la jurisdicción de los Estados Unidos procesar remesas desde y hacia Cuba que involucren a empresas incluidas en la lista de entidades cubanas restringidas del Departamento de Estado.

En virtud de esas medidas, el 27 de noviembre de 2020 quedaron cortados los envíos de remesas a Cuba desde los Estados Unidos a través de las instituciones financieras designadas soberanamente por el Gobierno cubano con ese mandato.

El 21 de diciembre de 2020, el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos incluyó a la empresa Fincimex especialmente designada que publica ese departamento, medida adicional que prohíbe a personas naturales y jurídicas sujetas a jurisdicción estadounidense a realizar transacciones con dicha empresa.

El 1ro de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó al Banco Financiero Internacional (BFI) en su lista de entidades cubanas restringidas, momento a partir del cual este banco resultó sujeto a restricciones adicionales y a la negativa de algunos bancos de varias partes del mundo a relacionarse con él, con motivo del efecto extraterritorial y la capacidad coercitiva del Gobierno de los EE.UU.

El 11 de enero de 2021, el Departamento de Estado incluyó a Cuba en la lista que emite sobre Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo, acción calumniosa que tiene como efecto práctico, entre otros, la reticencia de diversas instituciones financieras y comerciales a sostener vínculos con entidades cubanas, lo que incluye a las organizaciones que se dedican a recibir, tramitar u operar divisas en efectivo.

En esas circunstancias, y ante la necesidad de mantener la vitalidad de la economía nacional, al sistema bancario no le queda más opción que suspender temporalmente la aceptación de depósitos en efectivo de dólares de los Estados Unidos, moneda cuyo valor de uso se ha visto limitado en extremo.

La duración de esta medida dependerá de la eliminación de las restricciones que impiden el normal funcionamiento de los procedimientos de exportación de la moneda estadounidense.

Visitantes:106

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *