Un puño de mujer.

La adolescente Roxana Pérez Zamora, es una esperanza dentro del espectro deportivo de Guamá.

Captada por su fortaleza y rapidez, se ha convertido en el sueño de muchos amantes del  boxeo femenino, algo nuevo en Cuba cuya práctica,  va tomando vuelo.

Sus padres a pesar de las opiniones diversas, la mayoría contrarias a que se iniciara en la vida pugilista del golpeo, por el falso temor de que la mujer cambia su femineidad y belleza,  no dijeron que no y  apoyaron su decisión.

Participó en varias peleas en este municipio serrano de Guamá y en Santiago de Cuba, donde fue captada para la Escuela de Iniciación Deportiva Escolar (EIDE)  “Capitán Orestes Acosta” y luego irá a un centro especializado, para la práctica boxística.

“Me siento bien, a principio por poco lo dejo, pero luego entendí que es de mucho sacrificio porque estoy lejos de mis padres por primera vez,  los entrenamientos son fuertes y yo nunca había hecho deporte así. Ahora ya todo es diferente y los profesores confían en mí y eso me agrada.  Ahora para atrás no vuelvo más”.

Roxana con tan solo 14 años, por la demostrada responsabilidad y madurez, ha sido designada por sus entrenadores como capitana de las  doce  adolescentes que en la provincia Santiago de Cuba entrenan boxeo. En el mañana seguramente como los grandes pugilistas  lo han hecho,   por su empeño y dedicación llegará algún día a convertirse en la campeona que sueña ser, porque de los grandes sueños y empeños, se logran las hermosas realidades.

Visitantes:111

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *