Valentía. El legado de Pedro Ortiz Cabrera 40 años atrás, para la Juventud Cubana.

El 1ro de Abril de 1980, en la embajada del Perú, en La habana, enfrentando un grupo de escorias y lumpen que intentaban entrar para asilarse y salir del país alentados por el gobierno de EU, cayó el combatiente del municipio Guamá Pedro Ortiz Cabrera.

Había nacido en el mismo año en que la juventud dirigida por Fidel había ido a la historia para que el apóstol de la independencia de Cuba José Martí no muriera en el año de su centenario el 22 de febrero 1953 en el seno de una familia campesina.

Mulato y pobre, el sol de Fidel Castro lo hizo libre, y hombre, en la magnitud humana que representa ese extenso concepto.

Por la responsabilidad demostrada desde bien jovencito, ingresó en los órganos del Ministerio del Interior donde militaba el día de su muerte.

Allí, en el lugar donde trabajó Pedro Ortiz Cabrera los recuerdos  están presentes  en el joven guamense Alexis Guibert García, quien también dentro de las filas del MININT, años más tarde, defendiera la misma trinchera.

Al buscar en los recuerdos el lugar donde estuvo el joven héroe expresó que : “ allí se conserva la cama donde dormía, los lugares que andaba, y quedó como un pequeño museo, para que todos les recordáramos.”

La muerte de Pedro Ortiz Cabrera fue el inicio de una cadena de hechos que elevaron la capacidad de lucha de los cubanos, su unidad y el espíritu patriótico de la nación entre ellos el Primero de Mayo de 1980, la majestuosa Marcha del Pueblo Combatiente, y la creación de las Milicias de Tropas Territoriales, integradas por el pueblo, y en cada una de aquellas epopeyas, el ejemplo de Pedro Ortiz Cabrera estuvo presente.

Al referirse a uno de los valores de Pedro Ortiz que deseaba se legara a la juventud de hoy, expresó Alexis Guibert que: “ser valientes”,  y ese adjetivo convertido en sustantivo, es el que hoy abandera el Ejercito de Batas Blanca, nuestro personal de la salud, que en riesgo de su vida hoy dentro y fuera de Cuba, enfrenta al nuevo coronavirus: Covid-19.

Una paradoja de la historia; Pedro Ortiz Cabrera murió defendiendo la patria: y hoy la juventud cubana como parte de su pueblo defiende la patria, hasta en otros continentes, y  ante otro enemigo, pero  como dijera José Marti, el Héroe Nacional de Cuba. “Patria es humanidad”.

Visitantes:95

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *