Vida al vuelo del Pelícano.

  Quienes nacen y crecen junto al mar aprenden generalmente a utilizar sus riquezas y a protegerlo. Guamá uno de los territorios más largos de Cuba cuenta con 157 kilómetros de costa, por tanto, la interacción del hombre con las especies marinas es rutinaria.

Toda la población ha crecido en el amor por los animales, y en especial,  aquellos que están en peligro de extinción, pero a pesar de esa tradición de cuidar a los demás seres vivos que acompañan al hombre en su existencia el Proyecto Vida que se desarrolla actualmente en Cuba, sigue elevando la conciencia del cuidado del entorno y de todo lo humano que en él existe.

Al pequeño puerto de Chivirco han llegado unos visitantes que permanecen allí  desde hace casi dos meses, alimentándose con lo que obtienen de su pesca y de lo que los curiosos pescadores, niños y adultos que vienen a verlos le ofrecen.

Son Pelícanos que permanecen de forma furtiva en las costas de Guamá, y que por segundo año consecutivo interactúan con los humanos que manifiestan su amor por los animales regalándoles pescados y  pasándoles hasta las manos, por ser muy mansos. Toda una fiel demostración de la conciencia que debe tener la población de que es necesario defender las especies, un  argumento que hoy el Proyecto Vida defiende y consolida como parte de la existencia de los hombres y su estrecha relación con la naturaleza.

     

 

 

 

Visitantes:85

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *