Vida, es también una tarea.

La existencia del hombre obliga  a la obra de protegerse,  pues la vida de todos  está constantemente en riesgos, por diversas amenazas de la naturaleza.

Para evitar esos peligros  se concibió en Cuba La “Tarea Vida” como Plan de Estado para el enfrentamiento al cambio climático sustentado sobre una base científica multidisciplinaria.

La misma Contempla cinco acciones estratégicas y once tareas dirigidas a contrarrestar las afectaciones en las zonas vulnerables que fueron aprobadas en abril de 2017 por el Consejo de Ministros y constituyen una prioridad para la política ambientalista del país. El Ministerio de Ciencia Tecnología y Medio Ambiente es el encargado de implementar y controlar las tareas del Plan de Estado.

La Tarea Vida tiene como antecedentes  el discurso pronunciado por el Comandante en Jefe alertó sobre los peligros del cambio climático en la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro como parte de la conferencia de Naciones Unidas sobre el tema en cuestión.

En aquella ocasión Fidel expresó “Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre. Ahora tomamos conciencia de este problema cuando casi es tarde para impedirlo. Es necesario señalar que las sociedades desarrolladas son las responsables fundamentales de la atroz destrucción del medio ambiente (…) El deterioro acelerado y creciente del medio es, hoy día, posiblemente el peligro a largo plazo más grave que enfrenta toda la especie humana en su conjunto, y muy en particular el aún llamado Tercer Mundo (…) En lo que respecta a los países subdesarrollados, es uno de los factores que agrava con más fuerza las condiciones de vida de cientos de millones de personas”

En este aspecto, en el municipio santiaguero de Guamá, el Ministerio del Interior representado en el Cuerpo de Guardabosques, realizó un taller encaminado a dinamizar las acciones de varias estructuras a fines, que se incluyen en el importante proyecto.

La actividad fue presidida por Mirialbis Estéves, Especialista del Cuerpo de Guardabosques en la provincia Santiago de Cuba, quien expresó que: “todas las partes que integran el movimiento de la Tarea Vida, deben ponerse de acuerdo y la unidad del Cuerpo de Guardabosques de Guamá en relación a las demás demuestra  el trabajo del compañero Luis Mario López Salcedo, quien mantiene una campaña admirable en el trabajo de socialización de la prevención y la divulgación, la Planificación Física, educación, comunales, los inspectores, los  campesinos y de esa manera se trabaja, pero hay que seguir adelante ante los nuevos cambios climáticos, para que un día Chivirico no esté tapado por las aguas”.

Uno de los temas debatidos por los presentes fue la protección de los manglares como vía de protección de las costas, hospedero de diversas especies y barrera ante los fuertes embates del mar, en tiempos climatológicos de riesgo.

Además se expusieron experiencias de los guardabosques, y participantes del CITMA, comunales, planificación física y otras entidades sobre la protección del medio ambiente de la contaminación, la afectación a la flora, la fauna  y en general la labor de todo, en defensa de la vida y se argumentó que El Plan de Estado Tarea Vida, tiene como antecedentes las investigaciones acerca del cambio climático iniciadas por la Academia de Ciencias de Cuba en 1991. Este proyecto contempla también un conjunto de acciones dirigidas a contrarrestar afectaciones en las zonas vulnerables donde Guamá incluye varias zonas principalmente en la extensa franja costera de sus 157 km de longitud.

Visitantes:109

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *