Biogás en Guamá.

Lograr la autosostenibilidad es una garantía que no tiene precio en tiempos en los que abogamos por un desarrolllo sostenible. En una finca de El Papayo en Guamá, la familia los Hopkins, decidieron obtener gas metano a partir del estiércol de las reses de su propiedad, y alcanzan el combustible necesario para atender la cocción de todos los alimentos.

Julio Hopkins hijo, mostró a los participantes en el FORUM municipal en Guamá, cómo funciona un biogas, las proporciones de excretas a utilizar, la tecnología a aplicar para que se pueda lograr este propósito. Lo interesante de ello es que siempre pensamos que el Estado nos garantizará la electricidad necesaria para echar a andar nuestras cocinas eléctricas, de que siempre podremos adquirir el keroseno y el gas licuado industrial, pero cuando se aparecen situaciones extremas, es ahí cuando nos lamentamos que pudimos haber hecho esto y aquello para evitar las lamentaciones.

Este gas combustible  utilizado eficientemnete en esta finca, no genera mal olor alguno. Ese mismo día probamos que me hiciera rapidito un té para bajar mi presión arterial con hojas de las plantas que sirven como hipotensores y, enseguida, gracias al biogas, no tardó dos minutos para que se lograra la muestra palpable de la utilidad de este invento.

El biogas de Julito Hopkins es el único que funciona en Guamá. Les digo un secreto, tuvieron que barrenar y ampliar a un milímetro la abertura que traen las boquillas de las cocinas de gas que comercializan en las Tiendas Recaudadoras de Divisa (TRD) pues la escasa presión del gas metano no garantizaba que funcionaran. Así ahora la llama del quemador en nada se diferencia a las que usan reguladores de presión industrialmente. Visítenlos y podrán corroborar esta historia.

Visitantes:88

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *