Próximo al Día de los padres, en Chivirico, la capital municipal del santiaguero municipio de Guamá, un hombre celebra por adelantado esa fecha en que los hijos celebran por el día de papá.

Ha tenido 8 hijos, ya todos son adultos y tiene nietos, bisnietos y tataranietos.

Esto sucede porque el reciente 18 de Junio arribó a sus cien años y con una mente excepcional cuenta su historia, y el  su juicio de porque ha podido quitarle este centenario al tiempo  cuando expresa que “ he vivido mucho y conocí hasta el machadato ( Etapa de la tiranía de Gerardo Machado y Morales durante la etapa neocolonial de Cuba) y pasé mucha hambre, fui hachero e hice mucho carbón y trabajé de sol a sol.

Luego la Revolución me hizo el regalo de poder educar la familia, pero lo que me ha permitido llegar hasta hoy ha sido el trabajo, porque el que trabaja, se mantiene fuerte y saludable.”

Así piensa quien siente orgullo de cómo se tratan los adultos mayores en Cuba al reconocer que :  “ Tenemos muchas limitaciones, pero el estado se preocupa porque los viejos tengamos una vida decorosa en medio de tantas limitaciones, soy viejo, pero no tonto, y aunque tengo problema en una vista ,he visto, y veo con el ojo bueno los beneficios de una Cuba que se ocupa de la vejez de uno, cuando antes y en el mundo, no los viejos, sino hasta los niños y  las mujeres y los jóvenes, se morían de miseria y de la falta de asistencia médica. Luego con Fidel hasta Universidad del adulto mayor tenemos.”

Orgullo y más que alegría muestra Armando del Toro Vicet, quien no es de mucho comer, consume bastante vegetales, poca grasa como se dice en Cuba a los aceites,  y camina todos los días por al patio de la casa, como quien trata de andar sin parar, para alimentar el secreto de la durabilidad, en una existencia donde el amor que le profesa  su  familia, ha sido la mejor medicina, para imponerse al paso del tiempo.

Este centenario al que arribó este guajiro esmeradamente trabajador, según el, es la mejor celebración del Día de los padres.

Compartir .....
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *