Cuando el hombre sirve…

Una de las grandes maravillas que hace único e increíble a este costero y montañoso municipio de Guamá es sin duda alguna, el amor revolucionario que demuestra su gente para con sus semejantes en la importante tarea que sigue siendo la necesaria producción de alimentos.

Un ejemplo de ello lo traemos desde la comunidad de “Los Gallegos” en el Consejo Popular del Uvero, donde conocido por los lugareños como Celso, a sus casi 76 años de vida, el vecino Víctor Tamayo Rodríguez no le hace caso a  muchas problemáticas que lo afectane incluyendo  su edad, y se lanza sin tapujos al surco cuando en las cuestiones de aportar su granito de arena en la producción de insumos se trata.

A Víctor lo distingue también el vender  que lo que produce se puede adquirir  a precios módicos, gesto que es agradecido por aquellos que consumen los productos que salen de sus manos y ante la pregunta de por qué lo hace, responde que,“ser un hombre de estos tiempos responde en ayudar a los demás, es lo que me toca para agradecer a esta Revolución que me ha dado todo.

Visitantes:97

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *