Cuando la responsabilidad tiene nombre de mujer

Entre los sectores que han jugado un importante capítulo dentro del enfrentamiento preventivo a la COVID-19 en este santiaguero municipio de Guamá, se encuentra los trabajadores del Misterio de Educación como parte indispensable de un proceso que busca primordialmente, minimizar los efectos negativos que sobre el actual curso escolar ha traído la lucha activa y sin tregua contra la pandemia.

El territorio está dividido en diferentes zonas de trabajo y cada una de ellas es representada por un director que juega un papel insoslayable en el vínculo con sus maestros y que por estos días se hace tan necesario en aras hacer más digerible los contenidos de las teleclases a los estudiantes que guardan en sus domicilios el aislamiento social. Y la mujer guamense está presente en este rol.

Ejemplo fiel lo constituye Niovis Espinoza Petifer, docente de vasta experiencia con más de dos décadas de labor interrumpida, directora de la zona de Bayamita perteneciente al Concejo Popular del Uvero, que atiende varias escuelas primarias ubicadas en esta área.

Espinoza Petifer no se detiene en la visualización de las teleclases impartidas por nuestra televisión nacional, que tomándolas  como punto de partida, busca los mejores ejemplos prácticos y alternativas para llevar de forma creativa a sus docentes en los encuentros realizados, lo que permite que el contenido llegué de forma clara y eficiente a los educandos

Refiere Niovis que para enseñar y preparar al hombre del mañana, no hace falta momentos excepcionales, solamente tener un profundo del espíritu de compromiso con la causa imperecedera de nuestra Revolución y poner la mirada firmemente en el camino del futuro.  

Visitantes:99

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *