El Guardabosques. Fiel custodio de la naturaleza

La naturaleza, Madre de la vida y de los hombres, está en peligro. Ella creo al hombre, y este en pago mayormente le daña su existencia.

En Cuba para impedir los daños que se le puedan ocasionar a ese medio en que nacimos, crecimos y vivimos cuando no hay conciencia de que es allí donde el hombre existe y que se deben cuidar todos los recursos vivientes existe el Cuerpo de Guardabosques, una institución dentro del Ministerio del Interior que tiene como Objeto Social  la protección de la riquezas naturales existente en cada lugar, hacer cumplir las leyes que la protegen y especial prever cualquier daño que se le pueda ocasionar,  indisciplina o acto delictivo que le afecten.

José Ángel Vila Analla, guardabosques de una de las zonas más intrincadas de Cuba, en el santiaguero municipio de Guamá, en el mismo corazón de la Sierra Maestra, trabaja en una geografía, cuyas fronteras colindan con los municipios granmenses de Guisa y Pilón.

En esta región como el expresa. “Existe una riqueza forestal sin comparación, y por eso la cuidamos, pues la sequía puede hacer daño, pero lo que si no debe dañar la madre naturaleza, es la mano del hombre,  que vive de ella.”

El refiere que en zonas como El Mulato, Caimanes, el Rodeo, La Magdalena y El Macho, se realiza un trabajo muy unido con la población allí residente. “Participamos en las reuniones de las cooperativas, en las actividades organizadas por los compañeros de  Salas de Televisión (Centros culturales construidos por la revolución en las zonas más intrincadas de la sierra),  y en las reuniones de los Comités de Defensa de la Revolución(CDR) y de la Federación de Mujeres Cubanas(FMC), para explicarle que debemos cuidar la naturaleza, pero en especial , las especies en peligro de extinción, por la actuación incorrecta de algunas personas”.

José Ángel habla con pasión del trabajo que realiza en las escuelas y reconoce en los niños los futuros hombres y mujeres que cuidan y cuidarán el hermoso paraíso que es nuestra naturaleza. Allí mismo donde el Cedro, la Caoba y los Pinos, son grandes riquezas, y el lugar donde las Cotorras, los Venados, los Gavilanes y el Maja de Santa María, además de la Iguana de Costa, y la Gallina de Guinea, están en el centro del cuidado de todos, acompañando al cariño que ha sembrado en todos los cubanos, el pájaro que más abunda en todas las montañas de Guamá, debido al cuidado esmerado que ponen todos: El tocororo, nuestra ave nacional.

Visitantes:101

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *