El legado de Camilo en la familia y su pueblo.

Poseyó el municipio costero y montañoso  de Guamá, perteneciente a la provincia Santiago de Cuba,   el privilegio de que en él  se forjaran los primeros pasos guerrilleros  del rebelde Camilo Cienfuegos,  y que en esta Sierra Maestra comenzara a brillar y crecer su legendaria barba.

Este 28 de Octubre cada río y playa de este territorio, se cubrieron  de hermosísimos colores, con las flores que el  pueblo  concedió al  que hizo suyo  los combates de: La Plata, Los llanos del Infierno, Uvero y Mar Verde del Turquino, todos en esta tierra,  porque a los héroes no se les olvida,  se les lleva en el corazón.

Lucila Osorio Maceo, de 82 años,  asiste desde el primer día en que se depositaron flores a Camilo, al soldado Félix Rodríguez y al piloto Luciano Fariñas, en los años sesenta, y tiene la identidad de que siempre asiste con su familia. Hoy también lo hizo como parte de un núcleo del partido de zona, en Chivirico.

“venimos  todos los años  y manteneos viva esta tradición. Camilo es un símbolo de la Revolución, por eso  nuestros niños y jóvenes no lo olvidan, asistimos también los militantes de nuestro núcleo del Partido Comunista de Cuba, para rendirle ese homenaje tan bonito de depositarle flores y recordarlo.” Son las palabras finales de quien conoce bien la historia y la lleva dentro de un alma repleta de orgullo y patriotismo.

En todos los Consejos Populares de Guamá, a lo largo de  nuestra geografía, la cual abarca  157 km de costas, las direcciones políticas y del Gobierno rindieron tributo a Camilo,  encabezando una marcha hacia el Mar Caribe, el que un día trajo en el Granma a este joven, que escogió el camino de la independencia.

Trabajadores, educadores, estudiantes, campesinos, y combatientes  homenajearon a este paladín y a sus dos compañeros, en medio de las medidas higiénico sanitarias adecuadas, en el acto único de recordar al Señor de la Vanguardia, seguir su ejemplo de fidelidad a Fidel, la Revolución,  a los líderes de hoy.

Visitantes:99

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *