ENTRE EL MAR Y LAS MONTAÑAS UNA BENEFICIADORA DE CAFÉ.

Este 10 de octubre, cuando en Cuba se celebraba el día de la independencia nacional, los trabajadores de beneficio cafetalero en Guamá, de la industria procesadora del grano Benjamin Pardo Guerra de Las Coloradas comenzaban la molinación de lo que hasta el momento ya se había bajado de estas montañas.

Comentan los que saben de café, que de estas lomas se extrae unos de los mejores cafeses de Cuba, pues las alturas en donde se cultivan contribuyen a que tenga mejor tamaño y más calidad el cerezo.

Este año 2017 será una cosecha baja, tal vez la más baja de la historia en este territorio santiaguero por lo que se impone como estrategia darle buen tratamiento industrial a lo que se recoja para compensar económicamente las improductividades, ya sea por la propia situación climatológica y en otras, porque el café necesita una mejor atención cultural pues, según los caficultores, una de las plantas más agradecida es ésta.

Acá en Las Coloradas, además de recibir el café de las despulpadoras que funcionan en las montañas, también hay extensos secaderos, en donde, el que no es posible lavar por situaciones eventuales en la montaña, ya sea falta de agua o que se produzcan aguaceros que obliguen a recogerlo “a echo”( maduro, pintón y verde de buen tamaño), se someten a secarlo en este lugar.

A la Rolando Ayun de Contramaestre, la industria que prepara todo el café de la provincia que se destina a la exportación, siempre envían desde Guamá un café que clasifica entre los mejores, por tanto, ese prestigio ganado esperan mantenerlo quienes aquí laboran en esta actividad de primer orden.

Visitantes:100

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *