“Felicidades transportistas”

Arribar al Día del transportista en el municipio santiaguero de Guamá, es recordar los años en que la población se trasladaba en barco desde los pequeños atracaderos situados en la costa, hasta santiago, para llevar su café, el carbón, las viandas o cualquier producto que deseara vender, y además para trasladar los enfermos o realizar otra diligencia.

Luego de 1959 aquello cambió, pero la década del sesenta y el primer lustro de los setenta, fueron dos etapas difíciles, pues no había carretera.

En todos esos años, la población viajaba en los llamados transportes serranos, carros soviéticos que salían desde la terminal de Santiago en la mañana y llegaban en la tarde a la Plata, el último destino, y todos los ríos muy abundantes de agua en aquellos años,  impedían cada ves que llovía, algo muy frecuente, que estos llegaran al final de su meta, en su horario establecido.

Apellidos como “Castellano, Laurencio” y el famoso, “Amenaza” se hicieron famosos por su osadía de pasar los ríos crecidos, por que sino, los viajes duraban días.

Esto fue cambiando y con la construcción de la carretera, luego de 1975 mejoró, hasta que a finales de la década del noventa el Periodo Especial, junto al bloqueo norteamericano, hicieron muy difícil que los trasportes llegaran a las comunidades como San José, La Maestra, Pinar de las Canas, Las cuevitas, El Mulato, El Jigue y otras, situadas en el corazón de la Sierra Maestra.

La falta de Piezas de repuesto, motores, carros nuevos, neumáticos y otras escaseces, situaron al transporte de Guamá, al igual que en el resto de Cuba en una situación precaria, pero al cubano, ni la naturaleza ni el enemigo norteamericano que quiere destruir la Revolución, ni las adversidades lo detiene y mediante los trabajos del Forum de Ciencia y Técnica, en su movimiento que innovadores y la creatividad, han escrito historia en esta larga temporada de dificultades.

Chofer, mecánico y  tornero han sito un triada que han permitido ir recuperando paulatinamente carros casi destruidos por el tiempo al no poder circular por falta de recursos.

Todo este esfuerzo como respuesta del colectivo de la empresa de transporte de Guamá ha significado mantener los viajes hacia Santiago, El Macio, Uvero Ocujal del Turquino, El Mulato y La Plata,  y recuperar los viajes internos hacia Madrugón, La Alcarraza,  Pinar de las Cana, Aserradero, Caletón y mantener diariamente una ómnibus local en Chivirico y reforzar la transportación en días especiales como el de las madres y los padres, en que se establecen viajes hacia los cementerios

Un paso de avance de los transportistas guamenses que arriban hoy  a su fecha de celebración, ha sido poner en circulación carros que llegan hasta  los  municipios hermanos de Pilón y Tercer Frente, permitiendo la comunicación entre dos zonas geográficas que promueven las relaciones sociales y económicas entre dos provincias.

“42 viajes diarios se dan en Guamá” según informó recientemente Noel Lores Guzmán, director de trasporte en el territorio, quien además aseguró que “se cumple con la canasta básica, se han prestado  servicios a la población y a  los organismos con los camiones, servicios funerales, y se cumple el plan de recaudación cada mes”.

Un buen  resultado en medio de un mundo difícil donde mantener un servicio tan necesario lleva como soporte, sacrificio,  esmero y dedicación en la hermosa obra de servir  a nuestro pueblo, algo muy necesario ahora más que nunca por que esta tocando a las puertas de Guamá, el inicio de la temporada de verano, en que miles de personas, necesitarán viajar.

 

Visitantes:106

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *