Jóvenes que disfrutan el sombrero de Yarey.

Hay detalles que echan por tierra cualquier grandilocuencia. En el área de la piscina que pertenece al cuentapropista Roberto Félix Reinoso en lo que llaman CUPET en Chivirico se promueven actividades recreativas sanas que llaman la atención no sólo de los lugareños de esta localidad costera y montañosa de Guamá, sino, de otros públicos distantes a esta geografía santiaguera que se dan cita para disfrutar de singulares propuestas.

Esta instalación está muy del marcon adecuada condiciones ambientales y como colofón una carretera recta sin ningún tipo de peligro que  la naturaleza dispuso al frente de la misma, que le  permite a los responsables de la recreación de los clientes efectuar carreras de motos, resistencia de respiración debajo del agua y disímiles de opciones más.

Además llama la atención que muchos de los jóvenes que visitan el lugar portan en su cabeza una prenda propia de los campesinos de acá(sombrero de Yarey) como símbolo de cubanía. Ellos no la usan por embullo, sino porque sienten orgullo de lo autóctono, de lo que representa su cultura y tradición.

Visitantes:375

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *