La calidad de vida del adulto mayor. Un objetivo en el municipio Guamá.

Cada año aumenta la cifra de personas que rebasan de los 60 años en Cuba, logro que puede traducirse en desafío. Envejecer no es sinónimo en Cuba de estar enfermo, ni los adultos mayores son receptores pasivos de los servicios médicos; de ahí que la Organización Mundial de la Salud apueste en la Década del Envejecimiento Saludable (2020-2030) por estimular y mantener la capacidad funcional en este grupo de población.

En ese sentido, este municipio santiaguero de Guamá cuenta desde  con el Programa Nacional de Atención Integral al Adulto Mayor, que tiene el propósito de garantizar una atención de salud ajustada a las necesidades de esas personas y lograr que vivan una vejez activa y saludable.

Al cierre del 2020, año marcado por la incidencia del SARS-CoV-2, causante de la pandemia de la COVID-19, el territorio como en otros lugares de la nación incrementó la cantidad de   personas mayores de 60 años, cuando un  alto porciento de la población del territorio, se encuentra en ese grupo de edad.

Durante la etapa de la pandemia el servicio de casas de abuelo permaneció abierto hasta que fue posible, luego se cerró, pero mantuvo la alimentación para aquellos que lo necesitaron mediante la labor de voluntarios y mensajeros y hoy nuevamente estos abuelos, como parte de la población adulta son atendidos junto a los que viven en el hogar de ancianos de Ocujal del Turquino , mediante la aplicación de protocolos sanitarios con medidas organizativas, epidemiológicas, preventivas, terapéuticas y el desarrollo de actividades protagonizadas por los trabajadores  de la dirección de deportes y Cultura, como está establecido por convenio.

Actualmente en este territorio la política del estado cubano para la atención al  adulto mayor se encamina con  mucho esfuerzo a lograr una alimentación segura y sustentable con vista garantizar viandas, carnes, vegetales y frutas en los mercados o en la propia canasta familiar en el caso de la proteínas, siempre para avanzar hacia el mejoramiento de la calidad de vida de estas personas,  a la vez, el gobierno junto a las demás estructuras encausan el trabajo hacia una atención aún más diferenciada y concreta del adulto mayor,  sobre todo aquellos casos que en los consejos populares lo ameritan, ya que existen particularidades de algunos que viven solos, otros tienen pocas familias o deben trabajar para mantenerlos y cada caso merece una mirada diferente.

Visitantes:160

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *