Por mejores resultados en el programa materno infantil en Guamá.

Lograr que el programa materno infantil alcance resultados cada día más bajos, y que se mantenga la bandera cubana de ser uno de los países con la tasa de mortalidad infantil en el mundo por debajo de siete por cada mil nacidos vivos, es una tarea de primer orden. Pero esa batalla se gana no sólo con el desvelo del personal médico y del resto de las instalaciones hospitalarias, también decide la preparación que tengan los pacientes y el pueblo en sentido general.

Insiste en ello la licenciada en enfermería Yanitza Benticuaba Sánchez en el policlínico de la zona de Salud de Aserradero, quien destaca cómo en el consultorio del medico de la familia, en la sala de rehabilitación, en las actividades integrales los sábados aprovechan esos espacios y ofrecen charlas educativas. Se trata de promover acciones que permitan reducir los indicadores del programa materno infantil.

Esta trabajadora condagrada de la salud insiste en trabajar en el periodo preconcepcional, para que se asista a la consulta de planificación familiar, el objetivo de esta intervención es evaluar a las féminas desde el punto de vista biológico, social, ambiental, psicológico para identificar si tienen o no las condiciones de concebir el embarazo, transformar los riesgos y evitar las futuras complicaciones. «Necesitamos que asistan a estas consultas, y no esperen a una cita». Allí también se les indica el consumo de ácido fólico para prevenir las malformaciones congénitas, obtienen información sobre los diferentes métodos anticonceptivos, y se negocia con la pareja el más idóneo según sus particularidades.

He aquí cómo en el área de salud de Aserradero, Guamá, la licendiada en enfermería Yanitza Benticuaba Sánchez es una ferviente profesional que trabaja con desvelo para que se mantenga en cero la mortalidad infantil de nuestro municipio.

Visitantes:91

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *