Liosbel Díaz Silvera en Sevilla por la soberanía alimentaria.

Asumir la difícil misión de hacer producir la tierra en donde el Marabú o Aroma señoreaba el lugar, fue tarea de primer orden de Liosbel Díaz Silvera, un joven de tan sólo treinta y cuatro años de edad pero auxiliado por la sabiduría adquirida en la materia de agronomía al cursar estudios en el politécnico de “El Madrugón” cuando existía cerca de su casa.

«En donde no había sembrado nada para comer, ya yo tengo cerca de mil plantas entre plátano fruta y fongo, así como plátano macho. Cultivo las hortalizas, hace poco hice una cosecha de Tomate y Cebolla. Tengo quimbombó sembrado. De mis producciones le he aportado al Circulo Infantil «Sueños de Celia» en Chivirico y también a través de la cooperativa a la cual yo pertenezco suministramos el mercado agropecuario» así expresó Díaz Silvera.

Importante como parte de las garantías que crea en sus cultivos lo constituyen los dos pozos de agua que pudo lograr con el concurso personal y de vecinos que también se benefician.Acotó: «La agricultura no es fácil. Hace poco el río me llevó la cerca y tuve que volverla hacer, además tuve que renovar los guineales porque un viento norte me lo azotó pero ya estos exhiben un mejor aspecto, en seis meses ya tendremos cosecha».

Manifiesta Liosbel que él ama el trabajo agrícola y ese amor parte de que en su familia hay tradición de trabajar la tierra. Además, lo hace para satisfacer sus necesidades alimenticias y la de los demás.Muy reconocible para cualquiera que se dedique a trabajar la tierra es que disponga medios de transporte de tracción animal y él posee dos que los emplea oportunamente en sus necesidades.

«Me satisface que cerca de quinientas familias han venido a mi casa en busca de alimentos y cuando los he tenido en producción, se los he vendido a buen precio y han satisfecho su necesidad».

Mencionó que como él hay otros cercanos que muestran excelentes resultados. Está Noelbis, los hermanos Severecos, Idael e Isnel,así como Julio Gutiérrez. Todos con buenos resultados.

Pasos en busca de la soberanía alimentaria. Cada aporte cuenta.

Visitantes:209

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *