Orestes. Un hombre imprescindible.

Todos los días, en la actual etapa se habla de que el cruel bloqueo de los Estados Unidos contra Cuba  no permite el comercio con la mayoría de los países, tampoco comprar equipamiento, ni en ningún lugar aquellos recursos o tecnologías que contengan materias primas de precedencia estadounidense, algo muy engorroso,  y se une a todo lo anterior,  la guerra financiera que contra los cubanos arrecia cada día ese gobierno, y más de 240 medidas del bloqueo empeoran la economía y la sociedad cubana.

A pesar de ello, existe un secreto que impide la destrucción de Cuba como lo desean los genocidas del imperio norteamericano y es el empeñado sacrificio que mueve al cubano.

El secreto lo descubrió en la tierra, el padre de Orestes Gómez Garzón hace muchos añosquien enfrenta la realidad agropecuaria de estos tiempos en su fincaque lo aprendió de su progenitor.

Este hombre  tiene sobradas experiencias en la Agricultura Urbana, en especial en el cultivo de vegetales. Sus hortalizas son muy conocidas en los barrios de “Sonador” y la “Calabaza” en el Consejo Popular Chivirico.

“Ahora tengo tomate, quimbombó, ajo porro, ají, yuca, plátano, malanga, frijoles caballeros,gandul y otras cosas que mejoran mi vida, la de los familiares y vecinos. Yo siembro todos los años y no necesito ir al mercado prácticamente a nada y si todos hacemos lo mismo, en cada patio que se pueda, entonces estaremos mejorando y apoyando al país, para que solo se dedique a comprar lo necesario de la canasta familiar.”

Orestes Gómez Garzón al igual que en el 2023,en el actual 2024 va a plantar entre otros vegetales habichuelas, una planta que produce el año entero y le propició alimento durante el  año anterior completo con finanzas que mejoran su vida. Así lo hará con otros vegetales ahora, sabiendo por experiencia que en la agricultura y el trabajo, esta es una de las soluciones ante las carencias alimenticias, por lo que desea otro pedazo más de tierra para aumentar los cultivos y de esa manera,   mejorar lo que pueda para aportar más a la sociedad.

Sin duda alguna, es uno de los tantos ejemplos que ilustran en este territorio, que en Cuba hay hombres y mujeres que enfrentan al enemigo con sus propias manos, al producir para todos y en especial para el pueblo.

Visitantes:272

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *