Para siempre con Vilma y Fidel

Sesenta años han pasado desde la fundación de la Federación de Mujeres Cubanas, uno de los horcones victoriosos que forman la sociedad cubana, y que defiende con digno ejemplo la razón por la cual surgió.

Fundada por el líder de la Revolución Cubana Fidel Castro Ruz y Vilma Espín Guillois,  el 23 de agosto de 1960,  dignifica el protagonismo de la mujer con el legado de aquellas que en la manigua mambisa, en las calles de la clandestinidad o en la Sierra Maestra,  sembraron la semilla del ejemplo.

A propósito de la celebración tuvo lugar recientemente en el poblado de Aserradero de este municipio santiaguero el acto municipal de homenaje  a la fecha, presidido por Wilber Hernández Estrada, miembro del Buró Municipal del PCC e Ibis Moreno de La Paz,  Secretaria General de la organización en el territorio.

Al pronunciar las palabras centrales Ibis se refirió al  protagonismo de las federadas, en la actual batalla contra la Covid-19 especificando el riesgo que ha representado para la mujer madre, estar en medio de una pandemia, pero que la medicina cubana significa sacrificio, humanismo y lucha por la humanidad.

 En una parte de su discurso reconoció el papel de Fidel y la heroína Vilma Espín al referir que: “Fidel supo hacer una Revolución donde la mujer tuviera derechos y se realizara como ser humano,  Vilma impuso el respeto y el cumplimiento con esos derechos. Por esas conquistas debemos trabajar y defender nuestra patria con todas nuestras fuerzas.”

En la actividad se le entregó a Guamá la condición de Vanguardia Nacional en el trabajo realizado por las féminas,  así como medallas y otros estímulos a mujeres destacadas  del territorio, que en algunos casos dirigen estructuras como los bloques, que también  han sido declarados con esa condición.

Compañeras con años de experiencias y muchos resultados como Esther Ortega Ferreiro, Lay Suárez Suárez y Vilma Hopkins Alarcón fueron reconocidas como ejemplo dentro de la gran masa femenina de Guamá, en un municipio donde antes de 1959 las mujeres morían de parto,  hambre, miseria y las violaciones y el maltrato estaban a la orden del día, ellas  hoy son parte de las conquistas de la nueva sociedad.

Visitantes:90

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *