Para tener café  hay que sembrarlo.

La renovación de los cafetos es una tarea que en el municipio santiaguero de Guamá va garantizando el desarrollo de uno de los rubros más importantes de la economía agropecuaria.

En Zona como Madrugón,  desde hace varios años se realiza un trabajo encaminado a fortalecer la construcción de viveros, a fin de contar con las posturas necesarias para crear plantaciones.

Oscar Macías Pérez, productor de café de esa región, al referirse a esa actividad enfatiza en que: “para tú tener buena producción, primero tiene que tener un buen cafetal y para ello, debes trabajar mucho. Yo llevo varios años construyendo viveros y sembrando café nuevo. Le he garantizado posturas a cientos de productores, porque como lo hago con calidad, vienen a verme para llevarse las que pueda darle”.

Oscar preparó las condiciones y contar con agua cerca para el riego, en aras de que desarrollen bien las plantas, tener facilidades para el traslado de los recursos y que haya una sombra adecuada, en fin, todas las condiciones técnicas para que un vivero de altos potenciales productivos esté a su mayor esplendor.

Para lograr variedades resistentes a las plagas, utiliza el injerto con una base del café robusta o brasileño y el borbón rojo.

Este injerto le garantiza que la base robusta le aporte una base fuerte, ya que la robusta es más resistente a la sequía y las plagas que los diversos tipos de café arábigos y otros, y la parte superior del borbón rojo,  le ofrece mayor productividad.

Hoy se trata en Guamá de potenciar un cultivo tradicional que merece una adecuada atención, como parte de la historia productiva de un municipio con tradición cafetalera, pero que representa a la vez, el futuro económico del territorio y del país.

Visitantes:703

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *