Pasión y nobleza en el corazón

Es tan grande la obra del personal de la salud, elevada hoy más que nunca en el combate frente  a la pandemia de la Covid- 19, que se dice con frecuencia, médico del alma y así se define a quien atiende una profesión o resuelve una tarea,  siempre partiendo de que el galeno, hace una humana proeza.

Ahora bien, ampliando la comparación, hay personas que se levantan de madrugada y no son panaderos o lecheros, ni viajarán, sino que aprovechan la madrugada y la sombra para embellecer con su barrido el entorno, y garantizar la higiénica limpieza.

Es el colectivo que hoy arriba al natalicio del héroe que identifica una fuerza humana extremadamente humilde, disciplinada y laboriosa.

Son los trabajadores de Comunales, quienes celebran el centenario del nacimiento de  Faustino Pérez, un destacado combatiente, compañero de lucha de Fidel, quien dirigió el sector durante muchos años.

Si el municipio Guamá es tan hermoso y  elogiados por todos el que lo visita, no es solo por el regalo de la naturaleza que ofrece playas y ríos y una geografía hermosas, sino por sus parques, jardines y la permanente limpieza que existe en calles y aceras.

Bien temprano inician la faena, siguen con el sol alto y cuando existen eventos meteorológicos, fiestas populares y otros eventos, hasta de noche trabajan para que todos puedan apreciar la hermosura de los poblados.

En fechas especiales o cualquier otra eventualidad ya se ha hecho tradicional en el territorio depositar o regalar bellas flores, y en esa obra que lleva un dedicado trabajo manual, está el sello de ternura, de esos compañeros.

Ustedes: los que muestran a los moradores, al viajero o al visitante la belleza de Guamá. Aun aislados o separados por la pandemia, disfruten de los armoniosos sentimientos de un pueblo que reconoce y admira su entrega cotidiana.

Felicidades.

Visitantes:105

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *