“Patricia Teherán en Guamá”

Como el Mar Caribe que llega a las costas de Guamá, y baña nuestras playas, así mismo nos visita desde la costa atlántica de Colombia, una música apegada al amor, la vida del hombre, sus costumbres, y el entorno en que vive.

Esa contagiosa música se escucha, se baila y se disfruta con marcada influencia en los hogares guamenses, principalmente de aquellos, muy alejados de la capital municipal Chivirico, cerca del lomerío, y con tan sólo escuchar por la Emisora Radio Coral, que en algún lugar tocarán “Los vallenatos”, enseguida todos los oyentes se disponen a participar en la fiesta.

Este Género Musical Colombiano se cultiva fundamentalmente en la parte este de Guamá, pues desde hace muchos años, a cualquier hora del día, llega nítidamente a los hogares, porque las ondas sonoras navegan con facilidad sobre el mar, trayendo una música tradicional, semejante a la forma de vida de una población mayoritariamente campesina, por los temas y la forma en que se abordan, y se ha ido enraizando, a tal punto, que la bailan y la cantan, como si fuera, el propio son cubano.

Así llegó hasta aquí, Patricia Teherán Romero, como llegaron por encima de las olas Diomedes Díaz, Iván Villazón, , Poncho Zuleta, Carlos Vives Jorge Oñate, Rafael Orozco, Jorge Celedón entre otros representantes musicales de esa tradición.

La cantante de la hermana República de Colombia conocida como: “La “Diosa del Vallenato”, quien desapareciera con solo 25 años, un día como este 19 de enero, pero en 1995, ha servido para resaltar los valores de la mujer en la música.

Ahora con la novela que por estos días trasmite la televisión cubana, “Tarde lo conocí”, aunque de la misma existen en su país de origen variadas opiniones, aquí en esta zona serrana de Santiago de Cuba, los amantes de su voz, la reciben con beneplácito, y los recuerdos de esa artista que ha sido resaltada por el primer grupo de música Vallenato surgida en Cuba, y que es de Guamá: Alegría del Valle, siguen latente.

La joven que demostró la valía de la mujer, la persistencia ante el machismo que tanto enajena el llamado sexo débil, y elevó ante todos el espíritu de persistencia ante las trabas de la vida, ha servido para acercar al público guamense y los amigos de ese género aun más a la vida y la obra de la cantante, convertida en recuerdos perennes, de sus seguidores.

Este 19 de enero será una fecha para recordarla y escuchar su voz como los ángeles que vuelan en el alma, de cada “vallenatero”.

La figura de Lenia Ramírez, cantante de la mencionada agrupación “Alegría del valle”, rendirá honores con su voz y las canciones que tanto gustaron, no solo al público de Colombia.

Patricia acompañará a los cantantes masculinos que han sembrado patrimonio de esa nación caribeña, en tierras cubanas, con la demostración, de que nuestras culturas surgen de los valores más representativos, de nuestros pueblos.

“La Diosa del Vallenato”, también seguirá en el olimpo del gusto y la preferencia de quienes al escuchar Radio Caracol, por solo citar una de las emisoras que se escuchan acá, ahora con su presencia artística en la TV cubana, ,elevan su inspiración, al escuchar sus hermosas canciones.

 

 

Visitantes:81

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *