Solidaridad y Unidad en el barrio contra la Covid.

El Marañón en Chivirico del santiaguero municipio de Guamá ha sido el barrio más afectado por los contagios de la Covid-19, y ante tal situación anómala, se ha prolongado la aplicación de una cuarentena que ha sometido a los vecinos de este lugar a un estricto aislamiento que, gracias a solidaridad y Unidad entre ellos, han podido sopesar este difícil momento de confinamiento, expresó la delegada del Poder Popular en la zona.

Kenia Hong Ramos es muy querida por sus conciudadanos y al entrevistarla para la revista informativa Presencia que trasmite Radio Coral nos expresó:
«Todos mis electores tienen buen criterio porque yo me he preocupado por hacer un trabajo desde la base con mis factores, donde se hizo un levantamiento de medicamentos controlados. Se le compró por (CDR) Comités de Defensa de la Revolución a través de la mensajera las intimas a las necesitadas. Se procedió a pagos de multas.

Se asentó en la Oficoda las dietas médicas de diabetes y de VIH, se tramitó con los directores el pago de los trabajadores de Cultura, la Dependencia Interna, Biblioteca y librerías y otros, además de los alimentos de las bodegas, incluyendo los huevos y otros productos frescos en los casos muy puntuales de quienes deben adquirir los mismos en Chivirico que no son pocos.

Una muestra de solidaridad resultó por parte de los jóvenes que viven en la comunidad quienes apoyaron a los presidentes de los CDR como activistas.
Sin lugar a dudas se pone de manifiesto la presencia de valores y que podemos confiar en la juventud».

«Otras de las alternativas internas por los factores, vecinos y yo como delegada, para solventar las necesidades del agua en los lugares de montaña donde no tiene acceso la pipa cisterna que se encuentra trabajando, se apoyan los vecinos unos con otros solidariamente con el bombeo desde los pozos con las turbinas particulares. Pero nadie ha dejado de solventar su necesidad de agua».

Alfredo Ramírez Vera un poblador del reparto “El Marañón 2” que está colaborando con la vigilancia casi permanente en la carpa que sirve como punto de control y contención al acceso hacia esa comunidad, expresó que deben agradecer la gestión de gobierno en acercar al barrio la venta de productos alimenticios para satisfacer en parte las necesidades de los comunitarios.

Sin lugar a dudas en “El Marañón” se ha puesto de manifiesto en estos días de lucha contra la Covid-19 la máxima de que la solidaridad entre vecinos consolida la unidad del barrio.

Compartir .....
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *